Bono de $ 5000: Gobierno, empresas y gremios trabajarán en la "letra chica"

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, confirmó que los detalles del decreto por la suma extraordinaria anunciada ayer para los trabajadores del sector privado, surgirán de un nuevo acuerdo entre Gobierno, empresas y sindicatos para facilitar su cumplimiento.

Tras la reunión que mantuvo ayer, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, con varios referentes de la CGT y representantes de cuatro cámaras empresarias, en la que se acordó el otorgamiento de un bono de fin de año de $ 5000 no remunerativo y obligatorio, comienza ahora la discusión por la letra chica del decreto.

La reunión del comité ejecutivo que la UIA tuvo ayer luego del encuentro tripartito fue tensa y muchos sectores industriales le plantearon a los directivos que no están en condiciones de pagar el bono.

Por eso, será clave cómo quede redactada la norma de forma tal de ofrecerle a las empresas, especialmente las pymes, mecanismos flexibles para hacer frente a este pago.

Consultado por El Cronista en el marco de la 10 edición de Automechanika, que se realiza esta mañana en el centro de convenciones de La Rural, Sica confirmó que trabajarán la redacción del decreto con todos los sectores para que no haya problemas de incumplimiento y que todas las empresas, aún las que están en una situación difícil, puedan afrontarlo.

Por la UIA, asistirá a las reuniones el vicepresidente y titular de Copal, Daniel Funes de Rioja, quien hoy advirtió que el 60% de las empresas no podrán afrontar el pago del plus.

(https://www.cronista.com/economiapolitica/La-UIA-advierte-que-el-60-de-las-empresas-no-podria-pagar-el-bono-de-fin-de-ano-20181107-0008.html.

El ministro confirmó que el bono será no remunerativo, como "excepción por única vez", y que  "se está viendo de permitirle a las empresas pagarlo en más de dos veces, integrarlo al acuerdo paritario o tomarlo a cuenta de futuros aumentos", tal como informó ayer El Cronista.

Sobre el compromiso de evitar despidos, Sica sostuvo que se creará una instancia en el ámbito del Ministerio para que las empresas puedan negociar con los sindicatos mecanismos que los impidan.

El tema despidos también fue fruto de discusión dentro de la UIA, en momentos en que muchas empresas están reduciendo sus planteles por la crisis.

Menos patentamientos de autos

Sica abrió el seminario de Automechanika con un discurso concentrado en el sector y con el foco puesto en cómo mejorar la competitividad para reducir costos y beneficiar también así a los consumidores, hoy retraídos del mercado ante la falta de financiamiento y los fuertes aumentos de precios producto de la devaluación.

El ministro anticipó que este año los patentamientos llegarán a los 800.000 vehículos -se esperaban 1,1 millón pero con un dólar de $18- y que el año próximo caerá a unos 750.000, según las estimaciones oficiales.

"Dependerá de cuán rápido pase la crisis, se equilibre la macroeconomia, bajen las tasas y pueda volver a reactivarse el mercado", aseguró Sica.

Y agregó que "los márgenes para trabajar en la demanda son muy estrechos, por lo qué hay que concentrarse en la oferta, en cómo hacer para sacarle las malezas al sector que afectan los costos y la competitividad".

La recuperación de Brasil se presenta como una gran oportunidad para el sector, más aún con el nuevo gobierno de Bolsonaro.

Este año terminaría con un crecimiento del producto de entre 1,3 a 1,5% y para el 2019 las proyecciones hablan de 2,5 a 3%.

De todos modos, el ministro les planteó a los empresarios de la cadena automotriz que "abrir mercados extrazona debería ser la prioridad" para evitar estar tan dependientes del mayor socio del Mercosur.

Tags relacionados