Consumo masivo

Bolsillos flacos: las ventas en supermercados retrocedieron 1,1%

Lo anunció esta tarde el Indec para el mes de noviembre. Es el cuarto mes consecutivo en el que se registra una contracción de las ventas a precios constantes. En el caso de autoservicios mayoristas, las ventas se incrementaron en términos reales el 3,6%.

Las ventas en supermercados registraron en noviembre una contracción de 1,1% en términos reales, en comparación con el mismo mes de 2019. 

De este modo, las ventas en supermercados hilvanaron el cuarto mes consecutivo con retroceso en la medición a precios constantes. Pese a ello, en el acumulado de los primeros 11 meses del año, se registra un avance de 0,6% en términos reales

Medidos a precios constantes, es decir descontando el impacto de la inflación  (tomando como referencia a diciembre de 2016), las ventas llegaron a $ 24.035 millones frente a los $ 24.292,2 millones de noviembre de 2019. 

Según difundió esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), las ventas medidas a precios corrientes y sin descontar el impacto inflacionario, treparon a $ 91.186 millones, tomando las ventas locales físicos y operaciones online. 

Esto supone un incremento del 34,1% en relación a noviembre del año precedente, en línea con el índice de precios al consumidor, que según el organismo estadístico oficial cerró el 2020 en 36,1%.

En el caso de los autoservicios mayoristas, por su parte, las ventas a precios constantes registraron un incremento del 3,6% en términos interanuales, alcanzando los $ 4116 millones. 

En cuanto a la medición a precios corrientes, sin considerar el efecto de la inflación, las ventas en el canal mayorista acumularon en el anteúltimo mes del año $ 15.152 millones, anotando un avance del 33,2% frente al año anterior.

En el desagregado por productos en supermercados, sobresale el incremento de las ventas de productos electrónicos y artículos para el hogar, con un salto de 64,9% a precios corrientes. En parte, se debe a un comportamiento del consumidor que se afianzó durante la cuarentena, sin embargo, no hay que descartar el efecto precio, por impacto de la devaluación.

Le sigue el incremento de frutas y verduras (53,3%), el rubro almacén (36,4%) y carnes con 32,3%. Por su parte, cierran el lote alimentos preparados y rotisería, con caída de 7,6% interanual, y productos de panadería, con un avance modesto del 15,9% año contra año.

En cuando a la venta en autoservicios mayoristas, el ranking es liderado, por lejos,  por indumentaria, calzados y textiles para el hogar, con un salto de 145,4%. Más atrás se ubican carnes (37,5%), artículos de limpieza y perfumería (34,3%), el mismo incremento registrado en productos de almacén, y bebidas (29,9%). 



Tags relacionados

Compartí tus comentarios