PRECIOS INDOMABLES

Billetes y alimentos: inflación de 11.400% en 14 años y debate estéril sobre los animalitos

Un informe de Focus Market destaca los grandes aumentos de los alimentos en un contexto de persistente inflación, que impacta en los bolsillos de los consumidores, pero permite "licuar" el gasto público.

Con vaivenes según diversos momentos pero, al fin de cuentas, con inflación consistente en los últimos catorce años, los precios de los productos de consumo masivo acumulan subas de cuatro dígitos en la mayoría de los casos, y en un caso extrema, la yerba mate, subieron nada menos que 11.400% de 2008 a la fecha

Un informe de la consultora Focus Market relevando y comparando precios al consumidor de 17 productos habituales en la canasta alimentaria hace hincapié en los fuertes aumentos y qué se podía comprar con un billete de $500 o de $1000 pesos al comienzo del primer gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y qué se obtiene ahora con el mismo billete.

Consumo estancado: cayeron más las ventas en supermercados en marzo

"La pérdida de poder adquisitivo del peso argentino es preocupante. En un canasta de 17 productos de canasta básica al comenzar el mandato de Cristina Fernández de Kirchner en su primera presidencia se resolvía la compra con $134 mientras que al finalizar su segunda presidencia se requería $571". 

La inflación se empezó a acelerar durante la primera presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, con Alberto Fernández como Jefe de Gabimete. 

Por su parte, "al finalizar el mandato de Mauricio Macri para la misma compra se requería $2196 y en el caso de Alberto Fernández el aumento es muy importante y se requieren $6444 para comprar los mismos productos" señaló Damián Di Pace Director de la Consultora Focus Market.

El caso extremo es la yerba mate, un producto presente casi en todos los hogares de la Argentina. "El aumento acumulado de la yerba de 500 gramos desde 2008 a la actualidad es de 11.402%", precisó el economista.

Qué hay detrás de estos aumentos de precios

"Nos empecinamos en debates ideológicos entre si están bien los animales en extinción o los próceres que son muy ajenos a la realidad de la gente. Hoy para recuperar el poder adquisitivo de un billete de $1000 en su nacimiento debería valer $6000, pero estamos ocupados de su diseño y no de cómo recuperar el poder adquisitivo de nuestra moneda cada vez más deteriorado", consideró Di Pace.

¿Con más de 10.000% de inflación es hora de sumarle o restarle ceros al peso?

Y agregó: "Hoy los ajustes de precios en la industria de consumo masivo pasaron de mensuales a quincenales en los últimos dos meses en varias categorías básicas" explicó el economista.

El detalle no da lugar a dudas. Mientras que con $500 en 2008 se compraban 162 paquetes de yerba, en 2022 se puede adquirir solo 1,4 paquetes. Además, en 2008 con $1000 se compraban 323 paquetes de yerba, hoy apenas 2,8 paquetes. 

El análisis continúan con otros bienes básicos, como el aceite de girasol de 1,5 litros, que aumentó en 14 años un 8166%. "Mientras que con $500 en 2008 comprábamos 64 botellas de aceite, en 2022 no llegamos a comprar una botella. Por otro lado en 2008 con $1.000 comprábamos 129 botellas de aceite, y hoy compramos 1,6 botellas", remarca el estudio.

Los aumentos en pan de molde (paquete de 390 gramos) también alarman, con subas de 6567% desde 2008, llegando a comprar 230 paquetes con un billete de $1000hace 14 años y apenas 3 paquetes en 2022.

Casi cualquier producto que uno tome exhibe números que sorprenden y hace recordar a la inflación de décadas pasadas. Así, el café (envase de 170 gramos) acumula un incremento de 6050%; el sachet de leche entera por litro el 5768%; y el azúcar (paquete de 1 kg) un 4220%.

Qué hace el Gobierno en este contexto

"Si bien desde el presidente de la Nación, Alberto Fernández, hay un discurso manifiesto de su preocupación por la inflación, la realidad de las cuentas fiscales muestran que el piso de la inflación para 2022 es superior al esperado", indicó Di Pace. 

El presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, intentan dar batalla a la inflación, hasta ahora sin resultados positivos. 

Dando un paso más, señaló que "la alta inflación permite licuar parte del gasto público en un contexto de intento de disminución del déficit fiscal".

Y alertó sobre lo que puede pasar con la inflación futura. "La corrección de los precios relativos de la economía como el tipo de cambio oficial, tarifas de servicios públicos, sumado a la emisión monetaria que actúa en rezago deja un colchón inflacionario para la aceleración de precios futura aún muy elevada" señaló el director de Focus Market.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios