Impulsan un proyecto para que los beneficiarios de planes sociales trabajen en vacunatorios

Renata Ghilotti, concejala de Juntos por el Cambio en la Ciudad de Rosario, planteó, entre otras contraprestaciones laborales, esa iniciativa para que los desocupados que reciben asistencia estatal trabajen y se capaciten.

En Rosario, la concejala de Juntos por el Cambio, Renata Ghilotti, presentó un proyecto que llamó la atención: la iniciativa plantea que quienes cobren planes sociales deberán ser capacitados para trabajar en el cuidado del espacio público, la mejora de colegios y, durante la actual crisis epidemiológica, en la gestión de vacunatorios.

La formación surgiría de parte de la Municipalidad de Rosario y su objetivo es el de exigir "una contraprestación" a la asistencia estatal mientras se busca "volver a poner sobre la mesa la cultura del trabajo y a ir generando un espacio para después ir por la recuperación del empleo formal", tal como resaltó Ghilotti.

Tal como reveló la funcionaria a Infobae, el proyecto ya ha ingresado al Consejo y tiene tratamiento parlamentario, por lo que la semana entrante comenzará a debatirse en comisiones el plan que busca la creación del "Programa Municipal de Recuperación de la Cultura del Trabajo".

Según Ghilotti, el objetivo es que tanto el Gobierno nacional como el provincial, quienes proveen los planes sociales en la ciudad, firmen un acuerdo con la Municipalidad para dar asistencia económica a cambio de que sus beneficiarios se capaciten.

La concejala agregó también que sería una gran ayuda para el contexto económico "complicado" que atraviesa la Municipalidad de Rosario, el cual asegura que se puede observar en el abandono de los espacios públicos de la zona.

"Nos parece interesante por el espíritu de volver a poner sobre la mesa la cultura del trabajo y de poder ir planteando la transformación de los planes sociales, de generar un espacio de trabajo para después ir camino a la recuperación del empleo formal, que es lo que hay que hacer a mediano y a largo plazo en el país", precisó la funcionaria rosarina.

Ghilotti también resaltó la importancia de que sea el municipio quién se encargue del programa y no las organizaciones sociales ya que, según la concejala, ciertos individuos en situación de vulnerabilidad "son rehenes de estas organizaciones".

"Hoy no se ve mucho porque son cómplices del Gobierno nacional, pero en el momento en que gobernaba Mauricio Macri a nosotros nos decían que no querían ser más rehenes de diferentes agrupaciones que las obligaban a ir a los piquetes para no cortarles el plan", agregó la legisladora municipal.

Finalmente, reveló que en Rosario existe otro problema ligado a la asistencia social, el cual dificulta la formalización del empleo: "Mucha gente no quiere un empleo en blanco porque tiene un plan social, como niñeras, personal doméstico e incluso personas que trabajan en pymes, que cobran planes y que si se los registra los pierden. Todo eso está en negro", reveló Ghilotti.

Y concluyó recordando que la fuerte implementación de planes sociales comenzó en la provincia a partir de los años 90 y que, año tras año, "esto creció sin solucionar ningún problema de fondo", impidiendo la creación de "empleo genuino".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios