B20: el empresariado presenta sus propuestas y espera ser escuchado

Durante casi un año, 1200 empresarios de todo el mundo debatieron en ocho task forces. El viernes a la noche entregarán el documento final al presidente Macri

El gran juego de los empresarios argentinos, que durante diez meses tuvieron la oportunidad de participar activamente de un evento multilateral único y codearse con líderes empresariales de otras latitudes, finalmente va llegando a su fin. El 4 y 5 de octubre Buenos Aires será la sede de la Cumbre del Business 20 (B20), la voz empresarial que desde 2010 se reúne como grupo de afinidad del Grupo de los 20 (G20). Durante los debates participaron 1200 empresarios y federaciones empresarias de todo el mundo y se espera que en la cumbre final tomen parte unos 500 empresarios, tanto locales como del exterior.

En el marco de la presidencia argentina del G20, este año industriales de primera línea y líderes empresariales del sector servicios encabezaron el trabajo de discusión de propuestas en las ocho task forces. Concluida la cumbre, el viernes por la noche el Chair del B20 Argentina, Daniel Funes de Rioja, junto a Fernando Landa (Policy Sherpa) y Carolina Castro (Executive Sherpa) presentarán el documento final al presidente Mauricio Macri, junto a los chair de cada grupo de trabajo.

Entre otros participarán de la cumbre Marcos Galperín (Mercado Libre), Jacobo Cohen Imach (Mercado Libre), Martín Migoya (Globant), Carlos Moltini (Telecom), Eduardo Elsztain (Grupo IRSA y Banco Hipotecario), Enrique Cristofani (Santader Rio), Paolo Rocca, (Grupo Techint), Luis Pagani (Arcor), Miguel Gutiérrez (YPF), Marcelo Mindlin (Pampa Energía), Marcos Bulgheroni (PAE), Inés Berton (Tealosophy) y Jorge Mandelbaum (CIPPEC).   

El informe contendrá las recomendaciones que hace la comunidad de negocios a los presidentes y jefes de gobierno de los países que integran el G20, entre ellos las mayores economías industrializadas y países emergentes. Serán unas 25 propuestas de un total de ocho task forces, que trabajaron sobre temáticas tan diversas como Sistema Alimentario Sostenible; Educación y Empleo; Financiación del Crecimiento y la Infraestructura; Comercio e Inversión; Energía, Eficiencia en el uso de los Recursos y Sostenibilidad; Economía Digital e Industria 4.0; Desarrollo de Pequeñas y Medianas Empresas; e Integridad y Cumplimiento.

Desde un principio quedó claro que los líderes empresariales del B20 se concentrarían, a nivel de grandes temas, en fomentar el crecimiento económico; promover igualdad de oportunidades, en especial en educación y empleo; y el uso racional de los recursos naturales. Pero a la hora de bajar estos grandes postulados a la realidad y ver la viabilidad de su ejecución, la cuestión ya no es tan clara.

Así, por ejemplo, una propuesta en favor del impulso al comercio entre los países, puede chocar hoy con el virtual conflicto comercial entre Estados Unidos y China por los aranceles y las medidas de protección mutuas. Aún no hay precisiones sobre el contenido final del documento, pero todo indica que sería visto como un logro que al menos algunas propuestas sean consideradas por los países del G20 e incorporadas al documento que debatirán las delegaciones oficiales.

En las decenas de reuniones de trabajo que tuvieron lugar en el país y en el exterior en estos meses, se fue encontrando consenso en torno a lograr mayor inversión en infraestructura en los países, incluso con participación de capitales privados, buscar formas de integración de la fuerza laboral a la Industria 4.0 y promover la competitividad de las pequeñas y medianas empresas. Asimismo, se buscó impulsar la igualdad de género y apoyar la inclusión financiera. Ya se verá cuál es el resultado final. Mientras tanto, el gran juego, llega a su fin. 

Tags relacionados