Juicios por jurados en CABA, listo para aprobarse: cómo será y para qué delitos

Con el dictamen de La comisión de Asuntos Constitucionales de la Legislatura porteña, el proyecto de ley de juicios por jurados quedó listo para ser votado. En qué consiste y los detalles del proyecto.

La comisión de Asuntos Constitucionales de la Legislatura porteña dio ayer dictamen favorable al proyecto de ley para establecer la implementación de juicios por jurados en la ciudad de Buenos Aires, el cual reúne iniciativas de tres bloques políticos, que así quedó en condiciones de ser votado durante la próxima sesión.

El viernes último, el proyecto recibió dictamen en la comisión de Justicia, donde, durante los últimos dos años debatieron académicos, jueces de distritos donde ya se realizan juicios por jurados -como la provincia de Buenos Aires- y agrupaciones de víctimas, además de los legisladores y legisladoras.

Se elaboró un texto que establece la obligatoriedad de juzgar por juicio por jurados los delitos que tengan una "pena máxima en abstracto igual o superior a 20 años de pena privativa de libertad", como aquellos que atentan contra la vida o la integridad sexual.

Además, será una opción que podrá elegir el imputado en delitos con penas menores, como el narcomenudeo.

LOS detalles del proyecto

El proyecto prevé que los jurados populares estarán compuestos por 12 miembros, entre los cuales deberá haber, como mínimo, cinco varones y cinco mujeres, mientras que no se especifica el género de los dos restantes.

El padrón de jurados será elaborado por el Consejo de la Magistratura e incluirá a todas las personas que puedan ser elegidas, por sorteo, para integrar un jurado, quienes a su vez deberán estar registradas en el padrón electoral de la Ciudad.

Los requisitos para integrar un jurado serán: ser argentino, tener entre 18 y 75 años, saber leer y escribir, gozar del pleno ejercicio de los derechos políticos y tener domicilio no inferior a cuatro años en la Capital Federal.

Por incompatibilidad, quedarán excluidos el presidente y vicepresidente de la Nación, los gobernadores provinciales y el jefe de gobierno porteño, los ministros nacionales, provinciales y de la Ciudad, los integrantes de los poderes legislativos, los jueces y funcionarios de los poderes judiciales y quienes ocupen cargos directivos en un partido político reconocido.

El jurado podrá dar los siguientes veredictos: "culpable", "no culpable" y "no culpable por razones de inimputabilidad", a los cuales deberá llegar por unanimidad y, en caso de no haber acuerdo, comenzará un nuevo juicio con otros miembros en el jurado.

Este proyecto de ley incluyó iniciativas de legisladoras y legisladores de tres bloques: Leandro Halperín (UCR-Evolución), Claudio Cingolani (Vamos Juntos) y María Rosa Muiños (Frente de Todos), y cuenta además con el acuerdo del Poder Ejecutivo de la ciudad de Buenos Aires.

"La implementación del juicio por jurado va a acercar la gente a la justicia y la justicia a la gente", dijo en la reunión de comisión la diputada Muiños, y agregó que, "para construir ciudadanía, la gente debe ser parte de los procesos, entre ellos el de la administración de la justicia".

Ciudad, a un paso de aprobar el juicio por jurados: cómo serán y qué delitos juzgarán

Sin embargo, aclaró que el dictamen alcanzado "no es igual a cada uno de los proyectos presentados, pero sabemos que los consensos llegan hasta cierto punto".

Entre los puntos que debieron acordar entre los tres bloques estuvieron el alcance del juicio por jurados, ya que desde el Frente de Todos se propuso que fuera obligatorio también para algunos delitos que tienen penas menores a 20 años de prisión.

Otra discusión giró en torno a la paridad de género entre los miembros del jurado, que se integrará con 12 miembros, de los cuales cinco deberán ser mujeres y otros cinco, hombres; mientras sobre los dos restantes no se especifica.

Para el diputado Halperín, el objetivo es dar lugar, entre esos dos integrantes, a las identidades no binarias, pero las diputadas del Frente de Todos Claudia Neira y Lucía Cámpora consideraron que, "muy probablemente", esos puestos "terminen siendo para varones".

Más allá de las diferencias, los legisladores coincidieron en celebrar el acuerdo alcanzado: "Es el proyecto posible -dijo Cingolani-, todos los sectores resignaron alguna idea y siempre imaginamos que su implementación sería paulatina y responsable".

Al ser consultado por Télam sobre cuándo podría ser aprobada esta nueva ley, el diputado Halperín informó que el proyecto "está en condiciones de ser votado en la próxima sesión, prevista para el 30 de septiembre y, si no es así, en la sesión inmediatamente posterior".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios