Por protesta en Olivos

Aumenta la tensión con la Bonaerense: Berni separó a 400 policías antes de las protestas

Es una decisión de Asuntos Internos, que sancionó a quienes participaron de las protestas del año pasado. Está planeado un nuevo reclamo para el próximo jueves.

El Ministerio de Seguridad bonaerense, que conduce Sergio Berni, confirmó que pasaron a disponibilidad a más de 400 efectivos de la Policía Bonaerense. La decisión correspondió a Asuntos Internos de esta fuerza y recae sobre quienes participaron de las protestas del año pasado, cuando se reclamó frente a la residencia del gobernador Axel Kicillof y frente a la Quinta de Olivos.

Esta decisión se conoce en la previa de un nuevo reclamo. Mediante grupos de Facebook y Whatsapp comenzó a convocarse desde hace varias semanas a una protesta para el próximo jueves 11 por parte de policías "autoconvocados". Los principales puntos de protesta están planeados en Mar del Plata, Pinamar y Puente 12, en el partido de La Matanza.

Desde la cartera que conduce Berni aseguraron a El Cronista que no se conoce esta decisión en vista del reclamo, sino que el circuito fue en sentido contrario. Aseguran que desde septiembre se iniciaron las investigaciones por indisciplina a más de 1800 efectivos. Como se sabía que se darían estas resoluciones comenzó a gestarse la actual convocatoria. "No aceleramos los tiempos, estos trámites llevan meses. Como sabían que venían las sanciones empezó esto", expresaron.

Los más de 400 policías tendrán entonces que devolver su arma y dejar de trabajar de forma inmediata. Sus casusas seguirán el curso hasta que exista una resolución definitiva, que puede incluir la baja.

Mientras tanto, además de las medidas tomadas por Asuntos Internos, avanza la Justicia ordinaria. Las protestas de septiembre dieron lugar a una causa penal en la que se investiga la insubordinación y sublevación de los efectivos por los reclamos. "En Argentina está vedado lo que hicieron. Se levantaron con armas y no pueden ni siquiera presentar un petitorio", expresaron desde la cartera de Seguridad bonaerense.

El principal reclamo que se planteó es salarial. Pretenden que se igualen los sueldos con los de las fuerzas federales. De hecho, hace dos semanas la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, dispuso un aumento del 25%, lo que ayudó a desactivar el conflicto.

Fuentes oficiales, sin embargo, aseguraron que ese objetivo fue planeado por Kicillof hace un año, en el marco de una reestructuración global iniciada incluso antes de la pandemia. En esa línea, sostienen que en las escalas más bajas los salarios de los policías bonaerenses alcanzaron a los de sus pares federales. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios