Arranca en Senado

Cómo es el proyecto que busca regular el mercado del cannabis medicinal y cáñamo

En un plenario de comisiones, se pondrá en marcha la discusión del proyecto que busca impulsar a un sector que, según el Gobierno, tiene un potencial económico para el año 2025 de 10.000 nuevos empleos; u$s 500 millones en ventas al mercado interno anuales y u$s 50 millones de exportación anuales.

El Senado pone en marcha mañana el tratamiento del marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial, impulsado por el Poder Ejecutivo. Se trata de la iniciativa que establece los mecanismos para regular la actividad, fomentar el desarrollo de la cadena productiva y promover el desempeño de las cooperativas del sector y de las pymes. A partir de las 15, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, defenderá la iniciativa ante un plenario de comisiones.

Con el ojo puesto en escalar la producción de cannabis medicinal y el cáñamo industrial, el proyecto impulsado por el Poder Ejecutivo comenzará a ser tratado mañana por las comisiones de Agricultura, Ganadería y Pesca; Presupuesto y Hacienda; Seguridad Interior y Narcotráfico

De acuerdo a los números que dio a conocer el Gobierno, el potencial económico para el desarrollo de la actividad para el año 2025 se proyecta en 10.000 nuevos empleos; u$s 500 millones en ventas al mercado interno anuales y u$s 50 millones de exportación anuales.

A grandes rasgos, la iniciativa busca regular la cadena de producción y comercialización de la planta de cannabis, sus semillas y sus productos derivados afectados al uso medicinal, "incluyendo la investigación científica, y al uso industrial, promoviendo así el desarrollo nacional de la cadena productiva sectorial".

Entre otros ítems, el proyecto impulsa la creación de la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (Ariccame), bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Este organismo tendrá la función de regular la importación, exportación, cultivo, producción industrial, fabricación, comercialización y adquisición, por cualquier título de semillas de la planta de cannabis, del cannabis y de sus productos derivados con fines medicinales o industriales.

De acuerdo al texto, el organismo se abocará a "todo lo referente al registro, control y trazabilidad de semillas, insumos críticos y productos derivados del cannabis".

En tanto, la agencia será la responsable de expedir las autorizaciones administrativas que permitan la importación, exportación, cultivo, producción industrial, fabricación, comercialización y adquisición, por cualquier título de semillas de la planta de cannabis, del cannabis y de sus productos derivados con fines medicinales o industriales.

De acuerdo a la letra chica del proyecto, "las personas humanas o jurídicas cuyas actividades se encuentren comprendidas en la presente ley no podrán iniciar sus actividades sin contar con la previa autorización de la referida Agencia".

Por otra parte, la ley deberá promover "acciones específicas de coordinación que involucren al Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes)". Al tiempo que establece que el incumplimiento de lo dispuesto en la ley tendrá sanciones de apercibimiento, multa (cuyo monto será definida de acuerdo a la gravedad de la infracción) y la suspensión de la autorización para desarrollar la actividad, entre otras.

Kulfas defiende la iniciativa mañana, ante un plenario de comisiones del Senado.

De acuerdo a las palabras del propio Kulfas durante la presentación de esta iniciativa, "hoy es necesario una norma que permita escalar la producción". En este sentido, el funcionario aseguró: "Este proyecto apunta a legalizar la producción y desarrollo de la cadena productiva del cannabis y el cáñamo con una visión productiva, sujeto a las regulaciones establecidas basados en recomendaciones internacionales y en estudios de países pioneros".

Además, Kulfas dejó en claro que "se apunta a evitar desvíos hacia el mercado ilegal, garantizar la trazabilidad de procesos y productos con destino medicinal. Una adecuada trazabilidad permite que Argentina se posicione con una marca país asociada a una excelente calidad de productos y se va a valorizar las exportaciones".

"Es una actividad que con el desarrollo que estamos previendo puede generar 10.000 nuevos empleos (de los cuales quizá un 20% esté orientado a las actividades de investigación, desarrollo e innovación); u$s 500 millones en ventas al mercado interno al año y u$s 50 millones de exportaciones al año", detalló días atrás el propio Kulfas.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios