Transparencia

Argentina descendió 12 lugares en el ranking mundial de corrupción

Obtuvo 42 puntos sobre 100 posibles en el Índice de Percepción de Corrupción (CPI), 3 menos que en el año 2019. Pasó del puesto 66 al 78.

El nuevo informe de Transparencia Internacional, basado en el Índice de Percepción de Corrupción (CPI), evidenció un retroceso en materia de corrupción en Argentina, que obtuvo 42 puntos sobre 100 máximos posibles, 3 menos que en 2019.

De esta forma, el país descendió 12 lugares al pasar del puesto 66 al 78 entre los países más corruptos del mundo durante 2020. Ahora, se encuentra por debajo del promedio global del CPI, que es de 43 puntos.

La peor performance de Argentina, vale recordar, en este ranking fue en 2015, cuando obtuvo solo 32 puntos sobre 100 posibles, y quedó en el puesto 107 sobre 168 países, cerca del final de la tabla.

Este año, la organización no gubernamental (ONG) vinculó estrechamente los resultados de la medición con la gestión de la pandemia de coronavirus que realizó cada país.

"El Índice de Percepción de la Corrupción 2020 revela que la corrupción está socavando los sistemas sanitarios y contribuyendo al retroceso democrático", advirtió.

Y agregó que "los países con buenas puntuaciones en el Índice invierten más en sanidad, tienen más capacidad de proporcionar cobertura sanitaria universal y son menos propensos a vulnerar las normas e instituciones democráticas o el estado de derecho".

El cruce de Horacio Pietragalla con un manifestante en Formosa: "¿Te pensás que estoy acá disfrazado para carnaval?"

Latinoamérica

El informe hace especial hincapié en la situación de Guatemala y Venezuela. Con una puntuación de 25, Guatemala es uno de los países que más ha decaído en la región: 8 puntos desde 2012.

Transparencia Internacional enfatiza las acciones de el Parlamento guatemalteco, que amenazó al derecho a la información pública con reformas que suponen un grave retroceso en la supervisión pública y generan riesgos de politización.

El Parlamento amenazó al derecho a la información pública con reformas que suponen un grave retroceso en la supervisión pública y generan riesgos de politización.

En la escala utilizada, 0 puntos implican que un país es percibido como muy corrupto, y 100 puntos corresponden a aquellos con corrupción inexistente.

En el caso del país que gobierna Nicolás Maduro, la corrupción generalizada de los últimos veinte años en Venezuela es uno de los principales motivos de la crisis humanitaria actual. El país perdió 5 puntos en el índice desde 2013.

"La pandemia no sólo profundizó la escasez de medicinas, suministros sanitarios y material esencial, sino que ha deteriorado la infraestructura hospitalaria", señala el informe.

En las dos últimas décadas, Venezuela perdió más de u$s 5000 millones por corrupción solamente en el sector sanitario. Este mal amenaza la vida y la salud de millones de venezolanos.

Venezuela es la peor ubicada de Latinoamérica junto a Guatemala.

El país latinoamericano de mejor performance es Uruguay con 71 puntosLa organización cita el ejemplo del país vecino en relación al gasto sanitario.

"La corrupción constituye una gravísima amenaza a la vida y al sustento de los ciudadanos, especialmente cuando se combina con una emergencia sanitaria. Existe una correlación entre la ausencia de corrupción en el sector público de un país y un mayor gasto en sanidad", señala. 

Y añade que Uruguay "realiza una fuerte inversión en sanidad y cuenta con un buen sistema de seguimiento epidemiológico que ha sido de gran ayuda a la hora de afrontar el coronavirus y otras enfermedades infecciosas, como la fiebre amarilla y el zika".

Transparencia también resalta el caso de Ecuador, que cuenta con 39 puntos, y que mejoró considerablemente su posición, con un aumento de siete puntos desde 2012.

Entre las decisiones judiciales clave se encuentran la condena del expresidente Rafael Correa, el ex vicepresidente Jorge Glas y otras 18 personas por aceptar casi u$s 15 millones en sobornos a cambio de contratos públicos. Ese dinero fue usado para financiar las campañas electorales entre 2012 y 2016.

El ranking global en 2020 lo lidera nuevamente Nueva Zelanda con 88 puntos, junto a Dinamarca.

Situación mundial

El ranking global en 2020 lo lideran nuevamente Nueva Zelanda y Dinamarca con 88 puntos sobre 100, seguidos por Finlandia, Suecia, Suiza y Singapur, con 85. 

Como en 2019, los países percibidos como más corruptos de los 180 analizados son Sudán del Sur y Somalia con 12, Siria con 14 y Venezuela y Yemen con 15.

"Cerca de la mitad de los países llevan casi una década estancados en la misma posición dentro del índice, lo que sugiere que los esfuerzos de sus gobiernos para llegar a las causas primarias de la corrupción se han paralizado. Más de dos tercios tienen una puntuación por debajo de 50", advierte el informe en el cierre.




Noticias del día

Comentarios

  • JZ

    Johann Zoller

    28/01/21

    No hay problema, ahora con la compra y reventa de vacunas a Bolivia y Ecuador pasamos al frente en el ranking de negociados

    Ver más

    0
    0
    Responder