Aranceles: de la diplomacia del tuit al diálogo con los países amigos

El presidente Bolsonaro afirmó el viernes que su país quedaba fuera de ese gravamen y del aluminio. En Argentina nadie sabe nada sobre el tema pero por ahora los bienes entran sin pagar tarifa alguna.

La publicación de un tuit de Donald Trump alteró los ánimos hace 20 días cuando el mandatario estadounidense anunció por esa red social que tenía la intención de aplicar aranceles del 25% a las importaciones de acero de Argentina y Brasil y del 10% en el caso del aluminio.

Ahora parece que Brasil quedará al margen de este gravamen pero en Argentina sigue reinando la incertidumbre al respecto.

El escenario cambió el viernes pasado cuando el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anticipó que su país quedará fuera del arancel.

Fue el resultado de una comunicación telefónica con Trump, en la que el tuit fue reemplazado por el contacto directo con gobiernos considerados aliados por Washington, como el de Brasil.

En esta lógica, el gobierno argentino, que asumió hace apenas dos semanas, aún no encuentra el tono para dialogar con el gobierno estadonidense, ni sobre el tema de los aranceles ni sobre otros tópicos.

La Cancillería se mantiene callada respecto de la amenaza de gravar las importaciones siderúrgicas y desde el Ministerio de Desarrollo Productivo aseguran no contar con información al respecto.

Nobleza obliga, en estas dos semanas, el Gobierno debió atender una agenda de prioridades como la llamada ley de emergencia, la renegociación de la deuda, el plan contra el hambre y el aporte extra a jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

En ese marco, aún no siguió la presentación formal de exención del arancel que hicieron el excanciller, Jorge Faurie, y el entonces titular de la cartera de Producción y Trabajo, Dante Sica.

Así, reina la incertidumbre sobre lo que terminará ocurriendo con el tema. Cuando el 2 de diciembre pasado el presidente de Estados Unidos, amenazó con imponer los aranceles, argumentó que se buscaba proteger a los agricultores de su país, de la "masiva devaluación" de las monedas de Brasil y Argentina.

Pero lo cierto es que más allá de esa declaración en Twitter, no hubo ninguna medida administrativa de Estados Unidos para poner en vigencia la norma.

Desde una compañía líder del sector del acero aseguran no tener precisiones sobre un cambio de posición de Washington pero admiten que "seguimos entrando sin arancel".

Son unos u$s 200 millones al año en especial en tubos de acero sin costura para la industria petrolera, además de algunos productos planos y otros largos para la construcción.

Fuentes del sector de la industria del aluminio destacan, por su parte, que si bien lo de Brasil "no está oficializado, sólo es una conversación telefónica que se hizo pública".

La diferencia central con Argentina es que Brasil casi no exporta aluminio a Estados Unidos, mientras que Argentina vende a ese mercado unos u$s 500 de dólares anuales. Y aclararon: "Escuchamos que hay conversaciones pero no hay nada oficial".

Tags relacionados
Noticias del día