Elecciones 2021

Antes de la cita judicial, Macri se sumerge en la campaña de JxC

Mañana charlará en vivo en las redes sociales. Después de estar en un acto con Vidal la semana pasada, esta semana irá al conurbano con Santilli. El jueves va a Dolores por la causa del supuesto espionaje a familiares del ARA San Juan.

No piensa que irá preso. Esta convencido de que una maniobra semejante sólo haría crecer las chances de Juntos por el Cambio. Sin embargo, hasta este jueves 28, cuando se presentará ante el juez subrogante de Dolores Martin Bava, Mauricio Macri tiene pensado desplegar una intensa actividad de campaña.

Empezará mañana mismo, lunes, con una charla a través de las redes sociales, Facebook, Tik Tok, Instagram y Youtube. El reportaje estará a cargo de Rosendo Grobocopatel, el politólogo que trabajaba en la Jefatura de Gabinete de Ministros y le prestó los hombros al ex Presidente en el acto de despedida que realizó en Plaza de Mayo.

Aquella tarde del 7 de diciembre de 2019, cuando Macri no podía más de un dolor de espalda y se avecinaba la partida de la Casa Rosada, prometió que "vamos a defender lo que hemos logrado" y Rosendo, más un grupo de jóvenes que se iniciaron a la política en el PRO, lo llevaron en andas para que se acercara a la gente que lo despidió con euforia a pesar de la derrota. Entre otros, estaban su secretario personal Darío Nieto, hoy candidato a legislador por la Ciudad de Buenos Aires, y Pablo Alaniz, concejal de Florencio Varela.

Hace poco menos de dos años parecía una quimera. Como esa tarde, el ex Presidente está convencido que en el 2023 la coalición hoy opositora volverá al gobierno. Solo ese grupo de jóvenes PRO, que entró a la Plaza con bombos peronistas, estaba convencido de lo mismo. ¿Cómo seguirán las cosas para la oposición?

Macri hizo campaña con Vidal tras no presentarse ante la Justicia: hubo ruido interno por su decisión

Por ahora, Macri tiene ocupada la agenda con actividades proselitistas. El lunes con redes, el martes con una visita junto a Diego Santilli a alguna localidad del conurbano que aún no está decidida y hacia el fin de la semana, a Córdoba, la provincia donde el líder del PRO sigue midiendo más, no importa qué ocurra con sus candidatos. En efecto, él apoyó a Mario Negri para el Senado y a Gustavo Santos para Diputados, pero no pasaron la interna. Quedaron Luis Juez y Rodrigo de Laredo. Sin embargo, la imagen positiva de Macri se mantuvo intacta.

Esta semana, desde que llegó de Qatar, también estuvo muy activo con la campaña. Arrancó con María Eugenia Vidal en una reunión con voluntarios y el viernes hizo un acto importante en Santiago del Estero, donde la influencia de Gerardo Zamora ya lleva cuatro gestiones consecutivas, dos a su cargo y las otras dos con su esposa, Claudia Ledesma Abdala, al frente. 

Además, Ledesma en la presidenta provisional del Senado, o sea, está segunda en la línea de sucesión presidencial después de Cristina Fernández de Kirchner, y antes del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Santiago del Estero es particularmente valiosa en estas elecciones porque el 14 de noviembre no solo se votan siete bancas nacionales, sino también se elegirá gobernador y vice, mas todas las bancas locales. Juntos por el Cambio no tiene la expectativa de ganar, pero sí de constituirse en segunda minoría, lo que le permitirá dar un salto en esta provincia cruzada por el clientelismo, la pobreza y altísimos grados de autoritarismo. 

Por las dudas de lo que en términos electorales se llama "la ola" (un movimiento imparable que hace trastabillar más allá de los aparatos), Zamora distribuyó un bono de $ 90 mil. "Por más que les repartan bonos especiales a los empleados públicos, por más que regalen, esta vez la dignidad y el futuro de nuestros hijos va primero", dijo Macri en un acto que -según los organizadores- convocó a 1000 personas, un número inédito para una convocatoria opositora en esta provincia.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios