CONFLICTO

AMBA: empresarios advierten que corre peligro la normal prestación de servicios de transporte público

El problema surge a raíz del faltante de neumáticos. Según manifiestan, los mismos se consiguen caros en el mercado y el financiamiento estatal no los puede cubrir. ¿Qué dicen los dirigentes?

El Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) podría ver una paralización en su transporte público a raíz de un faltante de neumáticos. Así lo informaron desde las entidades empresarias que agrupan a las operadoras del servicio de vehículos públicos de pasajeros.

Esto se debe a "las serias dificultades" que las empresas enfrentan actualmente para adquirir neumáticos para sus unidades, lo que podría llevar a "paralizar los vehículos" si no se consiguen "cubiertas adecuadas para garantizar las condiciones de seguridad mínimas", de acuerdo con el comunicado de prensa difundido por las distintas entidades.

Este problema de faltante de neumáticos ocurre desde el año pasado, lo que provocó un aumento en la demanda que, consecuentemente, llevó a "un incremento desmesurado en el precio de ese insumo", según las empresas.

Transporte de cargas: aun con suba marginal en junio, en el año ya acumula 26% de aumento

Esta situación se ha ido agravando hasta la actualidad, llevando a un aprovisionamiento "insuficiente independientemente de su costo" ya que se debe atender una demanda de alrededor de 5000 neumáticos mensuales.

Luciano Fusaro, vicepresidente de la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor (AAETA) indicó a El Cronista que el Gobierno determina el nivel de compensación mediante subsidios a través de "una estructura de costos que está publicada en el Boletín Oficial" que se actualiza periódicamente.

Sin embargo, Fusaro manifiesta que esta se encuentra desactualizada ya que "en esa estructura de costos la cubierta está reconocida a un valor de $ 35.000 cuando en el mercado está por encima de esa valor por prácticamente el doble, que es lo que realmente cuesta hoy la cubierta".

Sumado a estos valores desactualizados, el vicepresidente de AAETA añade dos agravantes al panorama económico de las empresas de transporte público: que la recaudación se encuentra "en los niveles más bajos por el congelamiento tarifario que ya lleva más de dos años" y que sus servicios transportan la mitad de los pasajeros que viajaban en la pre pandemia pero que "la obligación de prestar el 100% de las frecuencias se sigue exigiendo".

Considerando que una cubierta tiene una vida útil de hasta 60.000 kilómetros que puede ampliarse hasta 120.000 a través de dos procesos de recapado y que "el sistema de transporte urbano del AMBA recorre aproximadamente 100 millones de kilómetros por mes con 18.000 vehículos, cada uno de los cuales utiliza 6 neumáticos", las empresas necesitan aproximadamente 5000 ruedas mensuales para mantener un sistema seguro de transporte.

No obstante, ante la falta de financiamiento estatal y el hecho de que las cubiertas "no se consiguen porque hay componentes importados", la actividad esté teniendo serios problemas de abastecimiento que se cubren con marcas alternativas "sobre las que no hay experiencia en cuanto a su seguridad y rendimiento".

Cómo serán las nuevas paradas de colectivos en AMBA: tendrán botón antipánico, videovigilancia y puertos USB para recargar el celular

Por otro lado, preocupa al sector el crecimiento de la demanda que se espera que se dé en los próximos meses a raíz de la reactivación de los micros de larga distancia. "Lo que vamos a ver es que va a haber más escasez todavía y por una cuestión de seguridad vial esto compromete la continuidad de los servicios", indica Fusaro.

El centro de la cuestión pasa por la seguridad tanto de los pasajeros como del conductor ya que las cubiertas deben ser cambiadas en algún momento de forma obligatoria ya que su desgaste pueden poner en peligro la seguridad vial.

Frente a este contexto en el que las empresas de transporte público ya se comunicaron con el Ministerio de Transporte en busca de ayuda sin ningún tipo de "solución u horizonte en el corto plazo de como se va desenvolver esta cuestión", las prestadoras de servicio se verán obligadas a dejar de funcionar por el período que sea necesario o a "reducir fuertemente la cantidad de kilómetros recorridos para evitar el desgate de los neumáticos", tal como indica el representante de AAETA.

"Obviamente por una cuestión de responsabilidad no vamos a sacar a la calle unidades que no estén en condiciones pero sin cubiertas la alternativa va a ser reducir servicios para cuidar los neumáticos y no poner en riesgo a la población", concluye Fusaro.

El comunicado público fue firmado por AAETA, la Asociación Civil Transporte Automotor (ACTA), la Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros (CEAP), la Cámara Empresaria del Transporte Urbano (CETUBA) y la Cámara de Transporte de la Provincia de Buenos Aires (CTPBA) y refleja la situación límite que actualmente traspasa el sector.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios