Alberto y Kicillof anuncian obras para las intendencias del conurbano

Después de las quejas al gobernador por su críticas a Vidal, alcaldes del PRO también participarán del evento: son $1100 millones en infraestructura del Plan Argentina Hace y Aysa

Hubo un cónclave de emergencia para decidir su asistencia, a través de una app por la pandemia, aún con el enojo a flor de piel por el desaire de Axel Kicillof a María Eugenia Vidal, que respondieron a coro en sus redes sociales. Pero al final, los alcaldes del PRO confirmaron que irán hoy a La Plata para participar en la gobernación bonaerense, junto a sus pares todistas, un acto que tendrá como invitado especial al presidente Alberto Fernández, para anunciar obras de infraestructura por $ 1100 millones.

El Jefe de Estado ayer tuvo un feriado en el que izó la bandera argentina por la Revolución de Mayo en la Quinta de Olivos pero en el también regresó por primera vez desde hace dos meses a la Casa Rosada, para rendir homenaje a sus trabajadores esenciales, musicalizado por Pedro Aznar, Sandra Mihanovich y Lito Vitale. Por eso su semana de gestión arrancará hoy con los dirigentes del Conurbano en un mismo salón, un simbolismo de la retocada cuarentena con Villa Azul, que ayer se confirmaron un total de 84 casos, como el epicentro de que la pesadilla se hizo realidad: ambas administraciones ya trabajan pensando que el AMBA ingresó al esperado pico de contagios. "Siempre dijimos que sería cuando el coronavirus ingresara a un barrio popular", sostienen en la gobernación.

No sólo Fernández arrancará la semana con Kicillof. También la culminará: el viernes ambos tienen en agenda un evento de Aysa, comandada por Malena Galmarini. Será en Bernal, Quilmes, donde hoy hay un comando tripartito Nación-Provincia-Municipio que aisló la Villa Azul, con la preocupación que la enfermedad se traslade a la vecina y más poblada Villa Itatí.

El agua como recurso clave en medio de la emergencia sanitaria: las inversiones que se presentarán hoy al mediodía también incluyen trabajos de Aysa. El marco es el Plan Argentina Hace, que lanzó el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, en marzo. Su acto de presentación, que esperaba contar con más de 300 intendentes de todo el país en la Casa Rosada, fue uno de los primeros en ser cancelados por la pandemia.

"Los proyectos que serán ejecutados por los municipios contemplan obras de acceso al agua potable, saneamiento y cloacas, infraestructura hídrica, accesibilidad y conectividad urbana y rural, y equipamiento social", informó en su momento el Ministerio.

Más allá de las obras, los intendentes siguen preocupados por sus arcas municipales, alicaídas por la cuarentena con bajísima recaudación. Algunos del PJ, adelantaron, esperan poder hablar con el Presidente para sumar ayuda. Desde La Plata argumentan que este mes también los auxiliarán para el pago de salarios.

Pero la disputa revitalizada de alcaldes con Kicillof es la que se libra desde el sábado por la noche, por las críticas del gobernador a la gestión vidalista. Los intendentes salieron a defender a la ex gobernadora, que aún de bajo perfil se perfila como dirigente nacional pensando en 2021. El kicillofismo redobló la apuesta y, a través de varios funcionarios, también en sus redes, contestaron los reproches.

Tags relacionados