Los planes de la Casa Rosada

Un gobierno dominado por las dudas y sin poder de reacción

Mientras se dilata el nombre del ministro de Justicia, la Casa Rosada parece ganada por la incertidumbre y muestra cierta la falta de rumbo. Las malas noticias golpean a Alberto Fernández

Un clima de profunda incertidumbre se apoderó de la Casa Rosada durante los últimos días y más allá de las demoras en designar al nuevo ministro de Justicia, en el propio oficialismo perciben que el presidente Alberto Fernández se quedó sin reacción y propuestas para capear la crisis de pandemia que sacude a la Argentina.

Desde la entrevista que concedió a C5N donde anunció el alejamiento de Marcela Losardo de Justicia y dejó en stand by el nombre de su reemplazante pasaron cuatro días. En medio de ello no sólo se puso bajo severo cuestionamiento interno los errores de la comunicación presidencial sino algo mucho más profundo: la ausencia de anuncios o de un plan concreto para mostrar certezas a una sociedad cada vez más castigada por la crisis.

La inflación anunciada ayer por el INDEC en el 3,6% quedó por encima de la proyección del 3,2% que se figuraba hacia adentro de la Casa Rosada y fue otro  golpe duro para un gobierno donde comienzan a multiplicarse dudas reales acerca de las posibilidades de alcanzar la meta de inflación anual del 29% incluida en el Presupuesto 2021 y contener los precios. No sólo esto, desde la ANSES admitieron que en julio se daría otro bono a los jubilados para poder superar el aumento previsto con la inflación inmanejable.

En la tarde de ayer hubo versiones de todo tipo sobre el reemplazante de Losardo. Se habló de la abogada Marisa Herrera; Martín Soria, Ramiro Gutiérrez, el secretario de la Presidencia, Julio Vitobello; el embajador en Uruguay, Alberto Iribarne y hasta el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández como posibles nombres para Justicia. Pero más allá del apellido que termine por definir el Presidente hay una certeza que gira en torno al gabinete y es que el Ministerio de Justicia seguirá manejado por Cristina Kirchner a través de su hombre de confianza y actual viceministro, Martín Mena.

Ayer el kirchnerismo duro del Senado dio otra muestra de su avance en la Justicia. El Senado designó al juez Roberto Boico como integrante de la Sala II de la Cámara de Comodoro Py. Por allí pasan todas las investigaciones a funcionarios públicos y empresarios. El ladero de la vicepresidenta y senador Oscar Parrilli le refregó a la oposición este nuevo gesto de avance en la Justicia: "Ustedes no lo votan porque supuestamente es kirchnerista", dijo. 

Ya no quedan dudas de que cualquier ministro que asuma en Justicia quedará condicionado por ese mismo kirchnerismo duro que ya tiene en carpeta un amplio listado de reformas judiciales. 

Un destacado embajador europeo apostado en Buenos Aires dijo sin vueltas la impresión que se percibe hoy en varias embajadas extranjeras: "el Gobierno argentino tiene  dos voces y no se sabe con qué interlocutor hablar", expresó. Se refería a la incertidumbre que despiertan las señales de Cristina Kirchner por un lado y de Alberto Fernández por otro.  

"Estamos operando a corazón abierto. Ya nadie puede dudar de la transparencia del Presidente", explicó ayer a El Cronista un allegado al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, justificando la estrategia de Alberto Fernández de mostrar todas las cartas sobre la mesa y admitir la ausencia de un ministro de Justicia y de su reemplazante durante la entrevista que dio a C5N.

La estrategia de comunicación de sumar horas en canales de radio o programas de TV amigos ya no suman, al entender de varios funcionarios, sino que restan. Es decir, exponen a un Presidente debilitado y sin reacción.

El diputado aliado a Roberto Lavagna, Alejandro "Topo" Rodríguez, cuestionó anoche al Gobierno porque, según opinó, "decidió no hacer nada" por la prórroga de la ley de biocombustibles, que vence en mayo próximo. Las palabras del legislador lavagnista golpearon duro al gobierno porque en ellas se encierran otros mensajes.

Por lo pronto, hay varios funcionarios del gobierno que creen que hacen falta anuncios contundentes para mostrar fortaleza y despejar dudas de una economía en decadencia. Las burlas a Mauricio Macri por la presentación de su libro esgrimidas por Cafiero u otros ministros ya no parecerían hacer efecto en el malhumor social.

El Gobierno se aferra como un salvavidas al plan de vacunación como herramienta de brújula en medio de tanta incertidumbre. Ayer se reiteraron los mensajes oficiales sobre el plan de vacunación que llegó a las dos millones de dosis a un rítmo de 144.000 aplicaciones diarias, según datos de Monitor Público de Vacunación.

Sin embargo, en el mismo seno del Ejecutivo perduran las dudas respecto de la posibilidad de contar con vacunas antes de que se haga duro el invierno y crezcan los contagios de Covid. Mucho menos aún se cree que la Argentina pueda fabricar en el corto plazo las vacunas de Israel o de Rusia como se deslizó con extremo optimismo desde el Ministerio de Salud. Para fabricar la Sputnik V o la vacuna israelí en el país pasará mucho tiempo, según coincidieron en exponer a El Cronista varios especialistas sanitarios.

El panorama no podría ser más sombrío en estas horas para la Casa Rosada: la inflación que se sale de control, un nuevo aumento de precios de naftas en puerta, la caída del 23% de los bonos argentinos y la ausencia de un plan claro para salir de la crisis.

Desde el Ministerio del Interior que lidera Wado de Pedro ayer se aferraban al anuncio de restricciones en vuelos al exterior como nueva medida para enfrentar la pandemia. A esta altura, la ausencia de un reemplazo de Losardo parecía ser apenas un detalle más en el armado de gestión de Alberto Fernández, que no logra dar respuestas certeras en un momento de profunda crisis económica y social. 

Tags relacionados

Comentarios

  • ATM

    Agustin Tadeo Maya

    13/03/21

    Se nota en el editorial, un evidente interes en crear incertidumbre en la gente, siempre hay algun motivo para socavar credibilidad, cuando no se puede con el dolar o con los bonos se busca otro motivo. Trabajen para el pais.

    1
    1
    Responder
  • CA

    Claudia Analía

    12/03/21

    Este partido siempre comienza gobernando con "Decretos por Emergencias" para poder saltear controles del Congreso. La famosa Emergencia Económica duró de 2003 a 2015... Chantas.

    9
    6
    Responder
  • CA

    Claudia Analía

    12/03/21

    Gobierno de improvisados con apariciones sospechosas de bolsos, contrataciones directas de vacunas y alimentos, más manoseos de jueces. No sirven.

    7
    3
    Responder