POLÍTICA ENERGÉTICA

Alberto en el Congreso: ambiguo, prometió "regularizar" las tarifas

El jefe de Estado criticó la herencia del Gobierno anterior y dijo que llegó el momento de salir del congelamiento. En el gas hay más certezas que en la energía eléctrica, donde habría más subsidios.

El presidente, Alberto Fernández, le dedicó un tramo de su discurso de apertura de la Asamblea Legislativa a la política energética, con las tarifas de los servicios públicos y una nueva ley de promoción de los hidrocarburos como pilares.

"Si siguiéramos con el sistema de Revisión Integral vigente que heredamos del anterior Gobierno, el gas debería haber aumentado un 80 % en octubre de 2019 y un 130 % en abril de este año. La electricidad, por su parte, debería aumentar un 168 % en el próximo mes", dijo.

"Particularmente me comprometí en campaña a poner fin a semejante despropósito. Desde el día que llegué y hasta hoy mismo, he ordenado el congelamiento de tarifas. He cumplido mi palabra. Ahora llega el momento de regularizar el sistema tarifario que estuvo congelado todo este tiempo", reseñó, antes de anticipar que su objetivo es lograr "tarifas diferenciales según la capacidad patrimonial de quien recibe el servicio", con el propósito de que los subsidios solo amparen a los quienes lo requieren.

Más adelante, adelantó que enviará al Congreso un proyecto de ley "que declare la emergencia de los servicios públicos y regulados con el objetivo de desdolarizarlos definitivamente y adecuarlos a una economía en la que los ingresos son en pesos".

La repercusión que tuvo entre las empresas el discurso fue ambigua, a tono con lo que calificaron que fue la presentación del jefe de Estado.

En el sector del gas, entendieron que habrá un aumento pequeño, en línea con lo que propone la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner: alinear los salarios y las jubilaciones con las tarifas y los precios de los alimentos. Las audiencias públicas del lunes 15 y martes 16 de marzo marcan un camino.

Las distribuidoras y transportistas elevaron cuadros tarifarios con incrementos de entre 50% y 60% en el sector regulado, que desencadenaría un aumento final del 20% en las boletas, siempre y cuando el precio del gas en boca de pozo (que adquieren a las petroleras) se mantenga congelado y el Estado subsidie una mayor porción.

Una contradicción apareció en el discurso oficial: mientras se propone desdolarizar los precios de la energía, este martes se abrirán las ofertas de las petroleras para ampliar el abastecimiento de gas en invierno, mediante la ronda 2 del Plan Gas. La producción y los pagos se referencian en dólares.

En cambio, en el sector eléctrico hay muchas más dudas. Las empresas consultadas por El Cronista creen que el congelamiento se podría mantener y confiaron que el Gobierno no les pidió la información como para segmentar las tarifas por la capacidad adquisitiva de los usuarios.

La audiencia pública para evaluar una suba de la electricidad todavía no fue convocada por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) y el costo mayorista de generar la energía podría seguir congelado.

Como publicó EconoJournal, el Gobierno ampliaría entre $ 50.000 y $ 60.000 millones los subsidios para los usuarios de Edenor y Edesur, en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano.

En cualquier caso, las tarifas que se avecinan son de transición, mientras que tomará varios meses convocar a una nueva Revisión Tarifaria Integral (RTI) ordinaria, que de todas formas se debería realizar en 2022.

El secretario de Energía, Darío Martínez, afirmó: "El Presidente nos está instruyendo a trabajar en un marco legal que genere un mecanismo justo de segmentación tarifaria en función de la capacidad económica y patrimonial de los sectores de usuarios y agentes económicos, que las adecuaciones tarifarias estén en línea con la evolución de los ingresos de los distintos sectores sociales, idea que desarrolló públicamente Cristina, y que los subsidios que otorga el Estado solo amparen a quienes más lo necesitan. Así que trabajaremos intensamente en ello".

"Como nos encomendó el Presidente, vamos a seguir trabajando en la construcción de un país más federal, con más energía y más trabajo, un país en el que las tarifas no sean un problema, que sean justas y razonables, hasta que la incertidumbre en materia tarifaria llegue a su fin", recalcó.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios