Agustín Rossi vuelve como espada judicial de Alberto Fernández y amenaza a un gobernador rebelde

El "Chivo" asumió la conducción de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y desde allí, la Casa Rosada quiere que impulse las querellas contra Mauricio Macri y su gestión del aparato estatal. También apunta contra el santafesino Omar Perotti.

Para el presidente Alberto Fernández, el retorno del exministro de Defensa, Agustín Rossi, a la plana mayor del Gobierno es un aporte, dada "su experiencia y honestidad".

"El Chivo" retorna luego de casi un año afuera, debido a su decisión de participar en las elecciones parlamentarias de 2021 y competir en primarias contra la lista apoyada -e integrada- por el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, al que cada vez se le hace más difícil mantener el equilibrio y una identidad plena en el Frente de Todos.

Aunque distanciado por esa primera desobediencia, Rossi recuperó con el tiempo un papel determinante como asesor informal del Presidente, y durante meses se le buscó un espacio para que retorne al Ejecutivo. 

Su nombramiento como interventor de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), con despacho frente a la Casa Rosada, fue la solución que se halló luego de naufragar la idea de incorporarlo como ministro del Interior o, incluso, como jefe de gabinete. 

"El hilo se cortó por el flanco más débil", reseñan varios funcionarios, en referencia al apartamiento de la otrora interventora en Inteligencia, Cristina Caamaño, a la que el Presidente ofreció en recompensa ocupar la embajada argentina en Israel, vacante por el apartamiento del condenado exgobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri.

Foto de entente: Rossi al iniciar el traspaso de la jefatura de la AFI con Caamaño, en Olivos.

Fondos, subsidios y obras, los principales reclamos de los gobernadores a Alberto Fernández

Trampolín al 2023

¿Con qué objetivo vuelve Rossi? Ante todo, para darle espacio institucional a la consejería que venía de hecho haciendo al Presidente, siendo de los pocos funcionarios que nunca dejó de apostar por una síntesis entre kirchnerismo y otras vertientes peronistas. También, para recuperarlo e incluso ofrecerle estructura política -la propia de Rossi, la Corriente Nacional de la Militancia- para apañar al campamento albertista, hoy sin estructura ni ambición de crecer per se en el oficialismo. Pero también, para azuzar desde la agenda judicial al macrismo.

La AFI se ha presentado como querellante en la causa que investiga el presunto espionaje ilegal desde este aparato del Estado durante el cuatrienio de gobierno de Mauricio Macri. También, mientras duró la intervención de Caamaño, se prestó para impulsar la actuación oficial sobre los familiares de la tripulación del submarino ARA San Juan. En despachos oficialistas se espera que el "Chivo" ponga "toda la carne al asador" en el año electoral, y saque a relucir cuanto encuentre cuestionable en el manejo que el macrismo hizo de los servicios de Inteligencia.

Rossi no solo mira y aporta al armado nacional. También es el dique de contención en su provincia, Santa Fe, donde Perotti amaga hace tiempo con romper con la Casa Rosada. En la Casa Gris -el palacio de gobierno santafesino- el "perottismo" no está nada contento con la gestión nacional, menos aún cuando Fernández saca a relucir propuestas y discursos para calmar a la tribuna kirchnerista, como lo fue con el globo de ensayo de las retenciones.

Omar Perotti, distanciado por estas horas de la Casa Rosada.

Perotti no la tiene fácil para ungir a su ahijado político, el diputado Roberto Mirabella, como su sucesor en la gobernación. Pese a hacerle morder el polvo a Rossi en las PASO de 2021, el espacio rival volvió a crecer con la designación de Germán Martínez como jefe de la bancada oficialista en Diputados, en reemplazo de Máximo Kirchner, y ahora con el retorno de Rossi a la esfera nacional y con ascendencia sobre el Presidente.

Allí debe inscribirse la visita que este miércoles Fernández hizo a "La Bota". Para un Presidente con imagen dañada, lo peor que le puede pasar es descontar un aliado que, encima, le abra paso para que otros gobernadores -sien obligación constitucional, como sí ocurre en Santa Fe- desdoblen elecciones. La foto estampada en la capital provincial es de cordialidad, más aún cuando la Nación cedió al planteo perottista de incrementar el corte del gasoil con biodiesel.  

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.