Acero: el Gobierno busca precisiones sobre el anuncio de Trump y quiere iniciar gestiones urgentes

Ante la decisión del gobierno de Estados Unidos de reponer los aranceles al acero y el aluminio argentinos, la Casa Rosada busca abrir un canal de diálogo con la administración Trump. El cambio de Gobierno juega en contra de una resolución rápida.

A poco menos de diez días de que Mauricio Macri culmine su gobierno, el tuit del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciando la vuelta de los aranceles a las importaciones de acero y aluminio desde Argentina y Brasil, tomó por sorpresa al Gobierno.

Así, casi como si estuvieran retrocediendo en pantuflas, funcionarios de la Cancillería y el Ministerio de Producción debieron armar de apuro un plan de emergencia para intentar contener la crisis y atender las demandas del sector privado, que ven cómo el calendario parece volver dieciocho meses atrás, hasta mayo de 2018.

"Fue un tema inesperado, no había ninguna señal ni a nuestro gobierno, ni al de Brasil, ni al sector privado que podía haber algún cambio en las condiciones en que estaba desarrollándose el acuerdo que teníamos con Estados Unidos", indicó el ministro de Producción, Dante Sica, en declaraciones radiales.

Al respecto, aseguró que el tuit del presidente estadounidense gatilló el pedido de mayor información y precisiones sobre la aplicación de la medida.

Así, mientras el canciller Jorge Faurie busca abrir el canal de comunicación con Paul Sullivan, vice Chairman del United States Trade of Representative (USTR), Sica pidió una comunicación urgente con el secretario de Comercio Wilbur Ross.

Además, según pudo saber El Cronista hubo gestiones ante la embajada de Estados Unidos en Argentina y se pidió al embajador argentino en Washington, Fernando Oris de Roa, que trate de activar allí los contactos para "tratar de tener por lo menos alguna precisión .

El Ministerio de Producción y Trabajo informó también que "está avanzando en gestiones con el gobierno brasileño para definir una posición y acciones conjuntas".

Por otra parte, autoridades de la carteras tomaron contacto con los referentes del sector privado "para trabajar sobre el impacto que podría ocasionar en sus exportaciones", señalaron.

Vuelta atrás

La amenaza de reponer los aranceles al acero (25%) y aluminio (10%), una medida lanzada en enero de 2018 bajo el argumento de que el ingreso de esos bienes a suelo americano supoonían una amenaza a la seguridad nacional.

La medida involucró a China, la Unión Europea, Turquía, Canadá y México, entre otros grandes productores y exportadores. Los dos últimos fueron sacados de la lista tras la renegociación del Nafta.

Las gestiones iniciadas en su momento por el entonces ministro de Producción, Francisco Cabrera, lograron que el país sea excluido. En rigor, se estableció un cupo para ambos productos,

El 1° de mayo de 2018 se llegó a un acuerdo con Estados Unidos, aplicándose un cupo equivalente al promedio de exportaciones de los tres años precedentes (2015 a 2017), esto es 180.000 toneladas libres de aranceles. Incluso esto era algo más que el promedio porque los dos primeros años de ese período el volumen había sido menor por la crisis energética.

Fuentes del Ministerio de Producción señalan que "esta excepción permitió que en 2018 Argentina realizara exportaciones por u$s 700 millones al mercado estadounidense, cumpliendo casi en su totalidad con las cuotas de exportación". Y agregó que "en lo que va de 2019, ya se realizaron ventas por más de u$s 520 millones".

Tags relacionados
Noticias del día