EL ESC NDALO QUE MARCÓ EL INICIO DEL FIN DEL GOBIERNO DE LA ALIANZA, HACE 13 AÑOS

Absuelven a De la Rúa en el caso por sobornos en el Senado

El Tribunal eximió al ex Presidente y a siete acusados, entre ellos el arrepentido Mario Pontaquarto. Duros cuestionamientos al juez Rafecas, que va camino a juicio político

Tras un juicio oral y público que se extendió por 16 meses, el Tribunal Oral Federal número 3 decidió absolver a todos los acusados en la causa por el supuesto pago de sobornos en el Senado en 2000, entre ellos, al ex presidente Fernando De la Rúa y al arrepentido que dio origen a la investigación, Mario Pontaquarto. Además, el TOF 3 ordenó al Consejo de la Magistratura que analice la actuación del juez Daniel Rafecas, que instruyó el expediente, y que ya va camino al juicio político por su desempeño en la denominada causa Ciccone, que involucra al vicepresidente Amado Boudou.
El escándalo de los sobornos en el Senado se inició hace 13 años como un trascendido en el Congreso y fue motorizado por el entonces presidente de la Cámara Alta, Carlos Chacho Alvarez, quien terminó renunciando a su cargo luego de pedir, sin éxito, la salida del jefe de la ex SIDE, Fernando De Santibañes. Según las versiones, senadores disidentes ligados al justicialismo exigían el pago de coimas a cambio de aprobar la ley de reforma laboral impulsada por el Gobierno de la Alianza. No obstante, la causa recién se activó en 2003, con la aparición de Pontaquarto que, en declaraciones periodísticas, se mostró como el gran arrepentido diciendo que él había sido el que había llevado las valijas desde la SIDE hasta efectuar los pagos a los senadores.
Al hablar con la prensa, limitándose a leer un breve comunicado, De la Rúa dijo que el fallo sirvió para demostrar que todo fue una infamia de principio a fin, el punto de partida de un complot político. Pontaquarto, por el contrario, afirmó que la sentencia fue vergonzosa y tras ratificar su relato, se preguntó quién iba ahora a denunciar un hecho de corrupción. El ex secretario tuvo un cruce con el ex senador Augusto Alasino, que le tiró un cachetazo apenas se conoció el fallo.
Además de absolver a De la Rúa, De Santibañez, el ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique, los ex senadores del PJ Augusto Alasino, Alberto Tell, Remo Costanzo y Ricardo Branda, y el ex secretario parlamentario Pontaquarto, el tribunal cuestionó la investigación por basarse en los dichos de un embaucador como el propio Pontaquarto. Fue en ese marco que se pidió estudiar el trabajo de Rafecas y del fiscal Federico Delgado, así como también de su entonces compañero y hoy camarista Eduardo Freiler, del ex jefe de Gobierno porteño Aníbal Ibarra, por falso testimonio, y del abogado de Pontaquarto, Hugo Wortman Jofré.
La situación de Rafecas se comprometió aún más, teniendo en cuenta el claro rechazo hacia la investigación por el caso que tenía la Unión Cívica Radical. Sumado a su actuación en Ciccone, de la que el oficialismo lo separó de la causa por intercambiar información vía chat con un abogado cercano al entorno de Boudou, su situación ante el Consejo es crítica: de sumar dos tercios de los votos, el cuerpo lo enviará a juicio político.
En relación al veredicto del juicio, el Tribunal ordenó que el Estado pague las costas del juicio, por entender que la Fiscalía y la Oficina Anticorrupción, fallaron en su accionar porque no corresponde que se eche mano ligeramente de cualquier elemento que pueda avalar la mera sospecha. De esta manera, el TOF 3 integrado por los jueces Guillermo Gordo, Miguel Pons y Fernando Ramírez puso fin al juicio que había comenzado en agosto de 2012.

Tags relacionados