Aborto: en el cierre de su asamblea plenaria, la Iglesia ensayó una inesperada autocrítica

Si bien el documento final de la Conferencia Episcopal exhortó a los legisladores a que no apoyen el proyecto de despenalización, se refirió a los sufrimientos que padecen las mujeres que no tienen recursos para realizar un procedimiento seguro y realizó un "mea culpa".

Tras cuatro días de deliberaciones, la asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina difundió hoy un documento en el que ensayó una "autocrítica" por su rol respecto de las mujeres que realizaron abortos en condiciones inseguras.

Si bien el escrito dejó en claro la oposición de la Iglesia al proyecto de despenalización que se discute en el Congreso, también reconoció el escaso acompañamiento de la institución a las mujeres que debieron interrumpir su embarazo.

"Tanto la Iglesia como la sociedad no hemos acompañado de la mejor manera a las mujeres que han abortado en medio de sufrimientos y límites, y padecen en soledad las consecuencias de esta decisión", señaló el quinto punto de la declaración.

Asimismo, en el video difundido por el Episcopado, el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, explicó que este "mea culpa" surge en virtud de palabras del papa Francisco: "Queremos decir que hemos hecho poco por la protección de la mujer que atraviesa esta situación, somos conscientes que podemos hacer mucho más".

El mensaje, difundido este viernes en la Asamblea Plenaria que se realiza en Pilar, tomó además las recientes palabras del Pontífice en su última exhortación apostólica, donde aseguró que "la defensa del inocente que no ha nacido debe ser clara, firme y apasionada".

Los obispos convocaron además a los legisladores a proponer "leyes innovadoras que tutelen tanto la vida y los derechos de la madre como la vida y la dignidad del hijo". "Nos duele que algo tan grande y esencial como defender la vida nos enfrentar o dividir todavía más", resaltaron.

El documento completo
Tags relacionados