A semanas de negociar con el FMI, analistas piden señales fiscales más contundentes

Economistas ponderaron el anuncio del pedido de pago anticipado de $ 100.000 millones de adelantos transitorios del Tesoro al Banco Central, pero consideran que el Presupuesto 2021 debe incluir un cierre del déficit más rotundo.

A mediados de noviembre la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que visitó Buenos Aires hace tres semanas retornará para comenzar formalmente las negociaciones por un nuevo programa de financiamiento con la Argentina y el Gobierno empezó a intentar enviar señales positivas que lubriquen un rápido arribo a un acuerdo.

El eventual arreglo constituiría una inyección de certidumbre al inestable escenario económico y financiero que se agravó en los últimos 45 días, con el endurecimiento del cepo cambiario que hizo saltar la brecha entre el dólar oficial y las cotizaciones paralelas. 

Pero los analistas económicos coinciden en que el elevado déficit fiscal primario esperado para este año, superior a 8% del PBI, que bajaría a 4,2% en 2021 es uno de los principales factores que minan la credibilidad del rumbo económico y piden señales más consistentes que apunten a la consolidación fiscal.

En ese marco, los especialistas reconocieron que el anuncio del pedido del pago por anticipado de $ 100.000 millones de adelantos transitorios (AT) del Tesoro al Banco Central (BCRA) es un intento ortodoxo de dar una señal positiva al Fondo, y también al mercado por el frente cambiario, pero que no es suficiente para torcer las expectativas hasta el momento.

"Es una señal que busca dar la idea de búsqueda de consistencia fiscal. La intención es dar la idea de que el Tesoro no necesita tanto del Banco Central, a tal punto de que puede darse el 'lujo' de devolver anticipadamente los adelantos transitorios. Creo que ayuda en el margen, pero no alcanza. las señales que hacen falta son muy importantes y el Gobierno no está logrando darlas", señaló Matías Rajnerman, de Ecolatina.

En ese sentido, Fernando Marull, economista de FMyA, también identificó la medida tanto como una señal fiscal al mercado, también en pos de calmar las tensiones cambiarias, aunque también marcó que en ese campo se están adoptando medidas heterodoxas como la venta de bonos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad para bajar los dólares financieros. "Es una señal fiscal, tanto para el mercado como para el FMI. La idea parece ser cambiar un poco el enfoque de las medidas que se habían tomado después del arreglo de la deuda. No obstante, también se están tomando medidas poco ortodoxas", dijo.

En tanto, Juan Ignacio Paolicchi, de Eco Go, también considera que la devolución anticipada de adelantos transitorios al Central representa una intención de dar una señal fiscal positivo en la previa a la negociación, pero enfatizó la necesidad de un ajuste fiscal más contundente en las proyecciones del proyecto de ley del Presupuesto para ganarse la credibilidad del mercado. 

"Me parece que la medida apunta a una señal de consistencia fiscal, pero más allá de que la licitación haya sido buena y de esta devolución anticipada, si no se modifican las cifras del Presupuesto a mi entender no es suficiente. O que se presente un programa con el Fondo que obligue a un ajuste fiscal a partir de fines de 2021, 2022 y 2023 y que sea creíble, más allá de lo que puedan prometer", explicó.

El Ministerio de Economía apuesta que el déficit fiscal se reduzca en 2021 de la mano de una reducción de los gastos extraordinarios asociados al coronavirus que tuvieron lugar este año, como los subsidios del Programa de Asistencia al Trabajo y a la Producción (ATP) y del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), y de una eventual recuperación en términos reales de la recaudación, que en los meses más duros de la cuarentena subió interanualmente 20 puntos menos que la inflación de los 12 meses previos.

De todas maneras, en las próximas semanas el ministro de Economía, Martín Guzmán, presentará un presupuesto plurianual que explique el sendero fiscal que buscará seguir el equipo económico para llegar a la consolidación de las cuentas públicas, que es un aspecto que el Fondo estará mirando muy de cerca durante las conversaciones que mantengan durante noviembre.
 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios