A pesar del pedido de CFK, ya piden internas en el Conurbano

Si bien la ex Presidenta recomendó a su tropa buscar la "unidad" en las provincias, asoman competidores internos a los intendentes peronistas de Lomas de Zamora, Merlo y Moreno, entre otros. 

La orden de Cristina Fernández de Kirchner enviada a las provincias fue clara: evitar las internas para unir al peronismo, no sólo en distritos ajenos, también en gobernaciones del PJ. No en todas se logró. Y ahora, hay quienes desafían la recomendación de la ex Presidenta en el Conurbano, ground zero de su Unidad Ciudadana.

"Ni Martín Insaurralde gana sin nosotros, ni nosotros ganamos si no le ganamos unas PASO a Martín. Por eso le exigimos una interna para que la lista de Pablo Paladino tenga representación de todos los peronistas opositores", se envalentonó anteayer el ex vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto. Con un acto en Lomas de Zamora, con buzo en la cintura, presentó al ex coordinador del programa Fútbol Para Todos (FPT) como su precandidato a intendente.

Nuestro candidato es Pablo Paladino. Se les caen las lágrimas de cómo está el distrito. No sé puede creer cómo está Lomas, por aquí Perón no pasó. pic.twitter.com/I4HjKNzSI8

— Gabriel Mariotto (@gabmariotto) April 7, 2019

El ex titular del Comfer cristinista lanzó una fuerte chicana contra su enemigo local Insaurralde, a quien parte del PJ bonaerense postula para una boleta a gobernador frente al avance en las encuestas de Axel Kicillof: "Se les caen las lágrimas (a Paladino) de cómo está el distrito. No sé puede creer cómo está Lomas, por aquí Perón no pasó".

Cerca de Insaurralde minimizan el futuro de la candidatura mariottista: "Siempre hace lo mismo cuando se acercan las elecciones (pedir una interna) y después se queda en su casa".

El caso de Lomas no es único. En el Merlo de Gustavo Menéndez irrumpió para intentar competirle (con cartel en la vía pública compartiendo foto de Cristina Kirchner y la estética de Unidad Ciudadana) la concejal Florencia Lizaraso. Para que no queden dudas, luego de romper con el alcalde, bautizó a su bloque "Merlo con Cristina".

A Walter Festa (intendente de Moreno, un distrito que incluso un golpeado Cambiemos se tiene fe) le apareció un tocayo: el diputado Walter Correa, que entró en la lista con la boleta de Cristina Kirchner.

Estos casos no serían los únicos. Recién con el cierre de listas del 22J se verá si las precandidaturas sobreviven o fueron una forma de negociación local.

Tags relacionados