A Cristina le dieron permiso para leer los diarios desde hoy

En medio de la satisfacción kirchnerista por la constitucionalidad de la Ley de Medios, la Presidenta fue autorizada por los médicos a retomar una de las actividades que más la apasiona.

La presidenta Cristina Kirchner fue autorizada por los médicos a leer desde hoy los diarios y revistas y los informes generales de la gestión de Gobierno, ante una evidente mejoría de salud y en el marco del reposo casi absoluto que se le indicó luego de la operación de un hematoma intracraneal.
 
La autorización para que Cristina retome una de las actividades que más la apasiona llegó en un día más que oportuno para la mandataria: el triunfo del Gobierno sobre el grupo Clarín, tras ser declarada constitucional la Ley de Medios, inundaba la tapa de los diarios y ya poco quedaba de las repercusiones sobre el rotundo fracaso del oficialismo en las elecciones legislativas.
 
Según detalla hoy el diario La Nación, la Presidenta comenzó hace poco más de una semana a dar directivas políticas desde Olivos. El secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, le llevó ayer a la Presidenta, personalmente a Olivos el informe sobre la convalidación de la Corte a la constitucionalidad de la Ley de Medios. Era la novedad más esperada por Cristina para después de las elecciones.
 
De inmediato, en medio de su satisfacción por el triunfo sobre el Grupo Clarín, la Presidenta ordenó los lineamientos de la conferencia de prensa que, a las 15, dio el titular de la Afsca, Martín Sabbatella, y del discurso celebratorio que, pasadas las 18, dio el vicepresidente Amado Boudou, en ejercicio de la Presidencia, en la Casa Rosada.
 
Lo mismo había hecho Cristina el domingo último. Desde Olivos, junto con Zannini, orquestó el impostado festejo del Frente para la Victoria en el hotel NH Tango, pese a que el oficialismo había perdido las elecciones en la provincia de Buenos Aires y en otros 12 de los 24 distritos del país.
 
"Muchos se preguntan quién gobierna en la Argentina. El poder es de ella y las directivas las comenzó a dar ella hace varios días", comentó un alto funcionario citado por La Nación.
 
Hasta ayer sólo recibía las noticias de la marcha de la administración a través de Zannini, del secretario general de la Presidencia; Oscar Parrilli, y su hijo, Máximo Kirchner, según confiaron fuentes vinculadas con el entorno de la Presidenta. 
 
En los primeros días tras la operación, entre los médicos y sus hijos, Máximo y Florencia Kirchner, le habían puesto un cerco mediático a la Presidenta. No podía mirar TV ni interiorizarse sobre la marcha del gobierno. No se enteró en tiempo real, por ejemplo, del choque del ferrocarril Sarmiento en Once, el sábado 19 de octubre.
 
La orden médica, tras la extracción de la colección subdural crónica, es evitarle esfuerzos físicos y exposición al estrés. Además de su cuadro neurológico, los médicos monitorean su estado cardíaco. El último parte oficial de la Fundación Favaloro consignó disfunciones que no revestían gravedad, pero que merecen atención y reposo.
Tags relacionados