Ya está vigente la reparación económica para hijos de víctimas de femicidios

Se tramita a través de la web de Anses. Es hasta los 21 años y equivale al monto de una jubilación mínima, hoy en $9300 pesos. 

Daiana de los Angeles Barrionuevo fue brutalmente asesinada con su pareja en diciembre de 2014. Tenía tres hijos, que quedaron a cargo del abuelo, un adulto mayor que se cargó al hombro el pedido de justicia por el asesinato de su hija y además pidió ayuda para poder enfrentar la crianza de los tres niños. Este fue el origen de la Ley Brisa, que aprobó el Congreso a mediados de 2018 y que prevé una reparación económica para los hijos de las víctimas de femicidios.

A partir de hoy se puede tramitar en la web de Anses el pedido de la asistencia económica que corresponde a todos los menores de 21 años que sean hijos de mujeres asesinadas en contexto de violencia de género. El monto mensual equivale a una jubilación mínima y le rige la actualización por la fórmula de movilidad cada 3 meses. En febrero el monto es de $9309 y a partir de marzo será $10.400 mensuales. 

Según las indicaciones de Anses, primero es necesario reunir "la documentación del hecho y del hijo/a o hijastro/a"; luego imprimir los formularios disponibles en la página y por último solicitar un turno, también de manera online, para llevar todos los papeles a la delegación que corresponda. No hace falta, a lo largo de todo el proceso, contar con la asistencia de abogados o gestores. 

Según La Casa del Encuentro,  la organización que presentó el proyecto en el Congreso, "en los últimos 10 años 2679 mujeres han sido asesinadas como consecuencia de la violencia machista y 3328 hijos e hijas quedan sin su madre". 

La asistencia económica para los niños, niñas y adolescentes que pierden a sus madres en estos contextos traumáticos, por lo general a manos de sus propios padres, los dejan en situaciones de extrema vulnerabilidad. Con esta compensación, el Estado resconoce su responsabilidad, ya que  incluso cuando las mujeres acuden de alguna manera a pedir auxilio ante situaciones de violencia, las respuestas no son suficientes para prevenir los femicidios. 

Tags relacionados