Vidal abre los retiros voluntarios

En el proceso de reducción de los empleados públicos la provincia de Buenos Aires definió la apertura de un proceso de retiros para la planta permanente de la administración que durará seis meses.

Mediante el decreto 465, la provincia estableció que “en el actual proceso de reordenamiento y cuantificación de los Recursos Humanos existentes en la Administración Pública Provincial, la aplicación de dicha herramienta resulta conveniente para los intereses del Estado y abrió un proceso de retiros. El decreto tendrá un plazo de duración de un año.

A la hora de establecer los requisitos, la norma señala que podrán acceder a esta herramienta “todos los agentes que estén en las plantas permanentes con estabilidad del Poder Ejecutivo provincial, así como también aquellos de los organismos de la administración “centralizada, desconcentrada y descentralizada , con las excepciones que siempre suceden en las administraciones públicas (policía y servicio penitenciario). Asimismo, tienen que tener como mínimo dos años de antigüedad o más e inferior a los 24 años en la Administración Pública y le faltaren más de cinco años para acceder a un beneficio jubilatorio.

Como sucede en el sector privado, el pedido no significa la aceptación y la administración provincial puede negar el retiro. El plazo para adherir al Programa de Retiro será de seis (6) meses contados a partir la entrada en vigencia del decreto, pero puede ser prorrogado por igual período por la Autoridad de Aplicación vía reglamentaria.

Para el cálculo de la indemnización determinada la norma explica que se tomará “la mejor remuneración mensual normal y habitual percibida por el en los seis meses anteriores, incluyendo todos los conceptos de pago mensual, adicionales, bonificaciones y sumas no remunerativas . Quedarán excluidas de esta cuenta las sumas “percibidas en concepto de viáticos, horas extras, sueldo anual complementario, así como todo concepto de frecuencia de pago no mensual . Además, que aquel que pida el retiro y sea aceptado, contará con la cobertura de IOMA por dos años.

Por último, el decreto 465 establece que aquel que se vaya del estado provincial con esta herramienta no podrá volver a trabajar en la administración pública bonaerense en ningún ente por un período de cinco años.

Tags relacionados