EL PRESIDENTE REUNIÓ A SU EQUIPO ECONÓMICO EN OLIVOS Y COMUNICÓ LOS CAMBIOS

Una decisión que tomó Macri y que pedía la mesa política del Gobierno

La ida de Sturzenegger se masticó durante todo el día, pero se confirmó por la tarde, tras una cumbre oficial. Sin crédito presidencial ni apoyo del gabinete, renunció al cargo

En el mediodía, mientras el Mundial de Rusia 2018 empezaba a dar sus primeros pasos y la media sanción al proyecto del aborto legal dominaba la escena mediática, una fuente política del Gobierno graficó un escenario que se confirmaría horas después. Consultado sobre el posible cisma en Cambiemos ante la amenaza de "romper" de una furiosa Elisa Carrió, relativizó esa situación. "Hoy el problema no es ése. Es Sturzenegger", se descargó.

 

Así, a la par de que el dólar se disparaba hasta tocar los $ 28,50 en la city, casi dos pesos por encima del cierre del martes, las acciones del titular del Banco Central iban en declive. Toda la jornada trascendieron los rumores sobre la salida de Sturzenegger, aunque en principio fueron desmentidas por Casa Rosada. Hubo que esperar hasta cerca de las ocho de la noche para confirmar su renuncia y que su reemplazante iba a ser el hasta ayer ministro de Finanzas Luis Caputo, aunque la decisión Macri la venía masticando hace varios días, a instancias de, según pudo saber El Cronista, un consejo de su amigo, el empresario Nicolás Caputo.

El Presidente había encabezado un acto en Corrientes, del que regresó directamente a Olivos por la tarde. Una vez allí, convocó a los principales referentes de su mesa económica para comunicarles la decisión y otra que fue en línea paralela: el resurgimiento del Ministerio de Hacienda y Finanzas, ahora a cargo de Finanzas, que había existido durante el primer año de gestión de Cambiemos, con Alfonso Prat-Gay como titular.

El jefe de Gabinete Marcos Peña, los vicejefes Gustavo Lopetegui y Mario Quintana, Dujovne, Luis Caputo y el ministro del Interior Rogelio Frigerio fueron parte de una serie de encuentros que lideró Macri y se extendieron durante cerca de tres horas. En ellos, el Presidente mostró su preocupación por el recrudecimiento de la corrida cambiaria, su preocupación porque se traslade a la inflación y porque el equipo "no le encontraba la vuelta" a la crisis económica que derivó en un pedido de auxilio financiero al FMI por u$s 50.000 millones.

El descontento con Sturzenegger no es nuevo. Ya desde antes de las elecciones legislativas de 2017 había quienes lo criticaban por las "inoportunas" subas del dólar en tiempos donde se necesitaba fidelizar votos. Luego, tras la primera devaluación fuerte a fines de 2017, circuló la posibilidad de que fuera reemplazado. Confirmado en su cargo, volvió a ganar aire tras el exitoso supermartes de mayo en el que se renovaron la totalidad de las Lebac. Pero no pudo soportar la nueva corrida cambiaria y fue apartado de su cargo, más allá de que formalmente, por ser el Banco Central un ente autárquico, fue el quien renunció a través de una carta. Desde aquella elección ganada por Cambiemos, el dólar se apreció más del 60%, pasando de $ 17,60 a los $ 28,50.

La otra protagonista del día, Carrió, anoche fue la única referente de Cambiemos que se expresó sobre la salida de Sturzenegger y la designación de Caputo al frente del Central. En una entrevista con el canal TN, calificó de "gesto extraordinario" la renuncia de Sturzenegger. En esa línea, le agradeció al funcionario saliente su "generosidad" y aclaró que "no nos ayuda ni nos perjudica" de cara al acuerdo con el FMI. Sobre Caputo, dijo: "Su designación da garantías en el exterior".

Tags relacionados