ANTES DE LA RECESIÓN, M S DE 9 MILLONES DE PERSONAS TAMPOCO TEN AN ACCESO AL GAS DE RED

Una de cada tres personas, sin gas ni cloacas

Casi el 34% de las personas que viven en los 31 principales conglomerados urbanos del país no tenían acceso al gas de red ni a las cloacas al finalizar el segundo semestre de 2017, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) en una nueva publicación de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH). En esa fecha fue cuando la economía comenzaba a torcer un rumbo de crecimiento y se encaminaba a la actual recesión, que podría empeorar todos los indicadores.

El Indec encontró que la mitad de las personas (50,1% o 13,8 millones) acceden tanto a agua corriente, gas de red y cloacas, mientras que al restante 49,9% le falta alguno de los tres. Carece de agua el 11,7% de ellos, del gas de red al 33,9% y de cloacas, al 34,3%. Eso implica una mejora en relación al primer semestre de 2017 en acceso a gas de red (35,5% no tenían) y cloacas (35%), mientras que hubo un estancamiento en los hogares con posibilidad de contar con agua corriente.

Por otra parte, el 5% de las personas (1,4 millón) está en condiciones críticas de hacinamiento -viven más de tres personas en el mismo cuarto-. El 7,7% (2,1 millones) vive cerca de basurales y el 13,2% (3,6 millones) en zonas inundables.

Pese a que el alquiler de vivienda y la posibilidad de acceder a la casa propia es un problema habitual en las grandes ciudades, el Indec difundió que 66,3% de las personas (18,4 millones) son propietarios y el terreno, mientras que apenas 16,1% (4,4 millones) son inquilinos y 10,1% (2,8 millones) son ocupantes. Claro que la encuesta no está ceñida exclusivamente a la Población Económicamente Activa (PEA), donde los números son dispares.

En cuanto a la educación de niños, niñas y adolescentes (entre 4 y 17 años), apenas 4,8% de ellos no asiste a ningún establecimiento educativo formal. En el rango etario que va de 15 a 17 años (el superior), el 10,4% no va a la escuela. Son 134.000 adolescentes. Sin embargo, lo preocupante es que el clima educativo de esos niños es para el 43% bajo. Eso sucede cuando el promedio de la cantidad de años de escolaridad formal de los mayores de 18 años de cada hogar está entre 7 y 10 años. Para el 33,1% de los niños el clima educativo es medio (entre 11 y 13 años).

Solamente el 47,2% (1,5 millón) de los jóvenes de 18 a 24 años asiste a algún establecimiento educativo, de los cuales el 68,9% (un millón) cursa estudios superiores o universitarios. 793.000 jóvenes no completaron la secundaria, mientras que la misma cantidad sí la terminó pero no siguió estudiando.

Entre la población mayor a 25 años hay gran dispersión. El 69,9% de adultos de entre 25 y 29 años completó la secundaria, un porcentaje que desciende a 60,3% entre las personas de entre 30 y 64 años y cae hasta 38,4% en los mayores de esa edad.

Tags relacionados