Un proyecto de Ley busca la gratuidad del cannabis medicinal en Buenos Aires

Lo presentó un diputado de la Ciudad del partido de Lousteau. Apunta también a garantizar el acceso y la producción pública de cannabis y derivados con fines medicinales y científicos. También crea un “Consejo Asesor en políticas relacionadas.

Un proyecto de Ley presentado en la Legislatura porteña busca garantizar el acceso gratuito e “informado al cannabis –la marihuana- y sus derivados con fines medicinales, terapéuticos y científicos, al igual que la producción pública, “garantizando y promoviendo el cuidado integral de la salud .

El dolor no espera a las burocracias estatales. El Estado llega tarde y mal porque lo único que hace es criminalizar a los usuarios, pero no garantiza el tratamiento de quienes precisan al cannabis y sus derivados con fines medicinales y terapéuticos , señala el impulsor de la iniciativa, Leandro Halperin, diputado porteño por Evolución (el partido de Martín Lousteau).

El texto propone la incorporación al sistema de salud pública y sus hospitales del “medicamento paliativo de cannabis y sus derivados, de entrega gratuita, para el tratamiento médico de convulsiones, crisis motoras, dolores crónicos, náuseas y vómitos derivados de quimioterapia y otras afecciones relacionadas con enfermedades tales como epilepsia refractaria, síndrome de West, cáncer, VIH-SIDA, esclerosis múltiple, autismo y enfermedades psiquiátricas como esquizofrenia , entre otras afecciones y patologías.

De convertirse en ley, los pacientes -o sus representantes legales- que tengan alguna de esas patologías, las que determine la reglamentación o “las prescriptas por médicos que cuenten con matrícula habilitante estarán además habilitados a “sembrar, cultivar o guardar cannabis y sus derivados, en las cantidades que determine el tratamiento indicado .

El proyecto además crea el “Consejo Asesor de Políticas relacionadas al Cannabis , que estaría integrado por “especialistas en la materia y miembros de universidades públicas y privadas y tendría por objetivo “el estudio, seguimiento, control de calidad y asesoramiento del proceso de implementación y cumplimiento de la ley que se propone .

Los argumentos

En la argumentación del proyecto, Halperin destaca que “el debate sobre la regulación del cannabis medicinal se ha profundizado en los últimos años y señala que “cada vez existen más países que permiten su uso terapéutico y medicinal porque puede colaborar en aliviar síntomas negativos de tratamientos de enfermedades, reducir dolencias o mejorar la calidad de vida de los pacientes .

Tras citar “la creciente disponibilidad de evidencia científica , cuestiona que “a pesar de los fundamentos científicos y jurídicos (…) para excluir al cannabis y sus derivados de las sustancias que amenazan al usuario con la prisión , la ley considera como delito “el tráfico, siembra, cultivo, guardar semillas y comercialización sin autorización o con fin ilegítimo .

Según Halperin, entre los usos y beneficios del cannabis medicinal sobresalen:

 

1) Mejora de la calidad de vida de los pacientes

2) Reducción de efectos secundarios

3) Tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas

4) Acciones en el aparato digestivo

5) Reducción de daños

Y después de mencionar que “el Congreso Nacional resolvió la cuestión sancionando en 2017 la ley 27.350 sobre ‘investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor de la planta de cannabis y sus derivados’ , sostiene que “la autorización del uso medicinal del cannabis y sus derivados está resuelta desde lo jurídico .

Pese a eso, agrega, “el Estado no asegura la provisión del cannabis con fines medicinales y terapéuticos y se ha desatendido las principales demandas de las personas usuarias de cannabis y madres de niños con padecimientos que podrían ser tratadas con la sustancia hoy autorizada con esos fines .

“Actualmente, gran parte de quienes precisan acceder al cannabis se encuentran en la ilegalidad , apunta el legislador y advierte: “Una madre que cultiva cannabis para el tratamiento de su hijo puede recibir una pena de cuatro a quince años de prisión, similar al máximo legal establecido para el delito de violación. Si quisiera trasladar la sustancia, la ley penal establece uno a seis años de prisión. En el caso de las madres que se reúnen para cultivar, abaratar costos o compartir información, existe un agravante de seis a veinte años de prisión .

Tags relacionados