Milagro Sala ya está en su casa para cumplir prisión domiciliaria

La líder de la agrupación Tupac Amaru permanecía detenida en el penal de Alto Comedero de Jujuy y fue traslada a la zona del Dique la Ciénaga,  a 20 kilómetros de la capital provincial.

La dirigente social y líder de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala, fue trasladada esta tarde a su domicilio en el Dique la Ciénaga  a 20 kilómetros de la capital jujeña donde cumplirá prisión domiciliaria.

Sala permanecía detenida desde principios de 2016 en el penal de mujeres de Alto Comedero de Jujuy.

El pasado 28 de julio la CIDH urgió al Estado argentino a dar cumplimiento a la resolución del grupo de trabajo de la ONU que pide “su liberación inmediata , o la adopción de “medidas alternativas a la detención preventiva, como el arresto domiciliario .

Para eso el juez Pullen Llermanos visitó la casa designada por Sala, en El Carmen, para cumplir la prisión domiciliaria. Esa vivienda fue reacondicionada en su interior y también en su exterior. El magistrado esperaba que concluyern esos trabajados para dar cumplimiento a la medida.

Hoy, la justicia federal se había declarado incompetente para investigar la denominada “megacausa por defraudación al Estado en la que se investiga la responsabilidad de la líder de la organización Tupac Amaru y el ex gobernador de Jujuy Eduardo Fellner, entre otros ex funcionarios, por el desvío de fondos públicos destinados a la construcción de viviendas sociales, según informaron fuentes judiciales.

La notificación, firmada por el juez federal Esteban Eduardo Hansen, resuelve “rechazar el planteo de inhibitoria presentando por los abogados defensores de Milagro Sala, al tiempo que establece “declarar la incompetencia del juzgado federal 2 para entender en las causas referidas, según indica el documento al que tuvo acceso Télam.

De esta manera el juez de Control 4 de Jujuy seguirá al frente de las causas donde se investiga el supuesto desvío de unos 1.200 millones de pesos destinados a la construcción de viviendas sociales, a raíz de una denuncia efectuada por el gobierno jujeño en febrero de 2016.

En la causa también se investigan presuntas responsabilidades de Fellner derivadas de un decreto sancionado durante su gestión, que creó en 2007 la Unidad Ejecutora Provincial (UEP) con el fin de administrar los recursos presupuestarios que provenían del tesoro nacional y estaban destinados a los planes de viviendas que construían las cooperativas sociales.

Tanto Sala como Fellner, y el ex ministro de Tierra y Vivienda de Jujuy, Luis Cosentini, están imputados por abuso de autoridad, falsificación ideológica de instrumento público y fraude a la administración pública junto a otros ex funcionarios.

Sala está acusada además de los presuntos delitos de extorsión, enriquecimiento ilícito y amenazas en grado de tentativa.

 

Tags relacionados