Tras la suba de precios: cuánto y qué vende cada petrolera en sus estaciones de servicio

YPF, la brasileña Raízen -licenciataria de la marca Shell- y Axion se distribuyen la mayor parte. Qué cuota de las ventas en estaciones tiene cada según el tipo de nafta. 

YPF abrió el juego y el resto acompañó. Tras la suba de 4,5% en promedio (6% en la Ciudad de Buenos Aires) aplicada por la petrolera estatal sobre los precios de las naftas y el gasoil, la brasileña Raízen -licenciataria de la marca Shell- se movió rápido y también ajustó desde el primer minuto del miércoles, con un alza que casi llegó al 7% en Capital Federal y fue menor en el Interior.

Entre estas dos compañías agruparon en el primer semestre de este año el 54,2% y el 16,8% de las ventas minoristas de combustibles líquidos en las estaciones de servicio.

La siguiente refinadora en el mercado, por su market share, es Axion (16,4%), que hasta el cierre de esta edición no había aumentado sus precios, aunque se descuenta que así lo hará.

En tanto, Puma Energy, que concentra el 7% de las ventas, actualizó sus pizarras en línea con el resto de sus competidores.

La nafta súper de YPF, la más vendida en Buenos Aires, se ubicó en $ 56,68 por litro. Los precios de los combustibles estaban congelados desde diciembre del año pasado, aunque en marzo, por una actualización del Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC), la nafta súper había subido 13 centavos y la premium, $ 0,15 por litro.

En la capital del país la competencia entre las petroleras tiene un poco más de dinamismo que en el resto del país, donde predominan las estaciones de YPF.

Por caso, en la Ciudad es muy demandada la V-Power Nafta (premium) de Shell: según las planillas de la Secretaría de Energía, representa el 39% del total de las ventas de este combustible, que desde ayer quedó en $ 66,73.

De todas formas, la firma estatal comanda las ventas con la Infinia (45,8%), que cuesta ahora $ 65,39.

Históricamente los combustibles Shell se suelen encontrar entre 1% y 2% más caros que los de YPF.

El ajuste de 4,5% promedio fue para recomponer las maltrechas finanzas de YPF. La petrolera estatal reportó en su último balance pérdidas por u$s 1382 millones entre enero y junio, de las cuales u$s 850 millones corresponde a un revalúo de activos y otros u$s 532 millones a menores ventas y menos producción.

YPF perdía unos u$s 6 millones por día y a partir de ayer recortará esas cifras a unos u$s 3 millones, estimó una fuente del sector en off the record.

La principal preocupación en Puerto Madero es tener fondos disponibles en su caja para poder reactivar sus inversiones en petróleo y gas, que en este 2020 serán las menores en los últimos nueve años. 

La Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (FECRA), que agrupa a algunos dueños de estaciones de servicio pymes, celebró este incremento, que tildó de "necesario", y destacó que se iniciaron conversaciones para reabrir las paritarias. Sin esta suba, les sería imposible otorgar un ajuste salarial a sus empleados.

Por otro lado, la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) advirtió que habrá un fuerte impacto en el costo del transporte de cargas, ya que el combustible representa un poco más del 30% de su matriz de costos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios