INSTITUCIONALIDAD, INVERSIÓN E INFRAESTRUCTURA, CLAVES

Tras cambiar las metas de inflación, Macri apuntará a recalibrar otras tres "I"

Con el fin de entrar a la OCDE, el Presidente aumentará el control sobre los ministros, con políticas de integridad. En infraestructura, la inversión aumentaría en torno al 3,5% del PBI

Al relajar las metas inflacionarias y apuntar a subas del 15%, el gobierno de Mauricio Macri va a "recalibrar" la política monetaria, en busca de impulsar la reactivación económica. Con esa ecuación develada, Macri va a priorizar empujar otras tres "I" durante el transcurso de este año: inversión, infraestructura e institucionalidad.

Tras ganar las elecciones legislativas, el mandatario presentó su plan de "reformismo" en un acto en el CCK, ante los referentes de los tres poderes del Estado. Al prometer una "reforma institucional", Macri anunció que va a "iniciar un camino de transparencia e integridad para prevenir y castigar a la corrupción".

Así, este año, la Casa Rosada aumentará el control sobre sus ministros. Para eso entrará en ruedo una mesa para implementar Políticas de Integridad, que estará compuesta por el referente de la Coalición Cívica, Fernando Sánchez, la líder de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso; el titular de la Sigen, Alberto Gowland; Eduardo Bertoni, por la Agencia de Acceso a la Información Pública, y el Procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías.

Ellos van a escrutar que cada ministro cumpla con las normas éticas que impulsó el Gobierno, como el acceso a la información pública y la publicación de las declaraciones juradas. Pero también van a trabajar para prevenir conflictos de interés o para reaccionar antes de que exploten las polémicas, tal como ocurrió con la titularidad de acciones de Shell que poseía el ministro de Energía, Juan José Aranguren. La mesa funcionará bajo la mirada del jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien así tendrá más influencia sobre los ministros.

El Gobierno implementa las políticas de integridad con asistencia técnica de miembros de la OCDE, que nuclea principalmente a los países desarrollados, grupo al que Macri quiere ingresar en un plazo breve. El Presidente pretende mostrar avances este año, cuando quede en el foco de la mirada internacional, por la presidencia Argentina del G20. Según afirmó el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, durante un acto de la OCDE, "el fortalecimiento institucional" también sirve para "atraer inversiones".

El eje institucional se enlaza directamente con la inversión, advierten los funcionarios. Por eso el ministro de Producción, Francisco Cabrera, consideró ante empresarios, un mes atrás, que la Reforma Laboral, la Ley de Mercado de Capitales y el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea -que buscarán sellar en la primera mitad del año- cambiarán la estructura política nacional. "Si todo esto ocurre, Argentina será un país muy diferente al que teníamos hace apenas unos meses", reflexionó. El Gobierno busca con las reformas mejorar el clima para atraer la inversión y de esta manera generar empleo privado formal.

Para potenciar los números de empleo, Macri apuesta a la infraestructura. El Gobierno ya anunció que hasta 2021 seguirá tomando deuda que destinará principalmente a obras. El ministro de Finanzas, Luis Caputo, mantuvo que este año la "inversión en infraestructura en el presupuesto representa algo más de 2 puntos del producto", valores cercanos al 2,7% en promedio que destinó el Estado entre 2000 y 2013, según un informe de Cippec. Pero de cara a 2018 planea que los montos para obras lleguen 3,5% del PBI. La meta del Gobierno, en este sentido, es aumentar la inversión en infraestructura al 6%, en línea con lo que recomendó el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) en mayo para que el país logre dar "un salto de competitividad".

Tags relacionados
Noticias del día