CRISTINA FERN NDEZ MANTIENE UN CUADRO FEBRIL INFECCIOSO CON BACTERIEMIA

Tras 24 horas sin datos, se informó que la Presidenta sigue internada

La Casa Rosada afirmó anoche que continuará bajo observación en el Sanatorio Otamendi por una infección en el colon. Se canceló el acto con Bachelet y el Papa previsto para hoy

Pasaron casi 24 horas sin información sobre la salud presidencial, con Cristina Fernández de de Kirchner sin abandonar el Sanatorio Otamendi. Incluso el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en su habitual conferencia de prensa matutina, esquivó el tema, argumentando que sería el vocero oficial, Alfredo Scoccimarro, el encargado en actualizar el primer parte de "cuadro febril infeccioso". Pasadas las 20, casi la misma hora que la primera comunicación del día anterior, la Unidad Médica Presidencial confirmó que a la mandataria se le "realizaron estudios complementarios que confirmaron el diagnostico presuntivo de sigmoiditis", una inflamación en el colon.

La Jefa de Estado, según el comunicado que lleva las firmas de los médicos Marcelo Ballesteros y Daniel Fernández, "se encuentra estable" y "continúa internada con tratamiento antibiótico endovenoso, con observación evolutiva y seguimiento de los cultivos realizados".

En medio del tradicional hermetismo alrededor de la salud presidencial, con el cuarto piso del Otamendi cerrado para resguardar a la mandataria, ayer trascendió que el cuadro febril habría sido producto de ingerir comida en mal estado. Aunque también resonaba una infección urinaria. La sigmoiditis es una inflamación o una infección de la parte del colon llamada sigmoide y de los divertículos que están presentes, pequeñas hernias de la mucosa, pared interna de numerosos órganos, situados en el intestino grueso. La enfermedad se manifiesta con un dolor severo en el abdomen y se trata poniendo al paciente en ayunas, con antibióticos y una estricta dieta que se mantiene 10 días.

Según fuentes médicas, los pacientes permanecen internados hasta tanto persista la fiebre. Fuentes de Presidencia aventuraron que podría permanecer allí "hasta el miércoles". De no bajar la temperatura, por lo general, se recurre a una sigmoidectomía, una intervención quirúrgica que consiste en la ablación de la porción del colon sigmoide afectado.

A diferencias de otras internaciones, la militancia no se autoconvocó a las puertas del sanatorio. Tampoco hubo visitas de ministros. Luego de un primer día, el domingo, sin desplegar ningún operativo especial, ayer la Policía Federal dispuso vallas de contención para ordenar la guardia periodística.

La salud presidencial obligó otra vez en el año a posponer la agenda. Horas antes del comunicado, la Rosada ya había suspendido el encuentro que Cristina Kirchner iba a mantener este mediodía con su par de Chile, Michelle Bachelet, para celebrar los 30 años del Tratado de Amistad entre ambos países, que puso fin a los conflictos limítrofes. El acto iba a incluir una videoconferencia con el papa Francisco. El vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, anunció que el evento sería reprogramado para este mes, aún sin fecha precisa.
La última recaída en su salud, con dos operaciones en los últimos dos años, había sido el pasado 17 de octubre, cuando Cristina Kirchner había presentado un cuadro de faringitis por el que los médicos le recomendaron 48 horas de reposo.

Tags relacionados

Noticias del día