Tras 15 días, Argentina logró detener a pesquero chino que se había fugado

El buque estaba en aguas argentinas en una supuesta maniobra ilegal. Lo trasladan a Puerto Madryn para ponerlo a disposición de la Justicia.

El Gobierno logró detener a un buque chino que había detectado el pasado 28 de abril en aguas argentinas y en supuestas maniobras de pesca ilegal.

Después de dos semanas de fuga, finalmente la embarcación fue retenida y estaba siendo trasladada hacia el puerto,  informó el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.

De esta forma, la Prefectura Naval lo está escoltando hacia Puerto Madryn. En esa ciudad chubutense será puesto a disposición de la Justicia, que evaluará qué estaba haciendo el pesquero chino en la zona económica exclusiva de la Argentina.

El buque chino, llamado Lu Rong Yuan Yu 668, fue detectado en aguas argentinas en una situación de presunta ilegalidad y luego emprendió la fuga. Tras su captura, se realizó un sumario administrativo por supuesta infracción al régimen federal de pesca.

Entre las penas establecidas por este delito de resistencia a la autoridad se encuentran multas por pescar sin permiso y el decomiso de la mercadería o su sustitución, que prevé el depósito por el monto equivalente al valor de la mercadería.

El subsecretario de Pesca y Acuicultura, Carlos Liberman, destacó “la coordinación de los ministerios de Agricultura, Defensa, Seguridad y Cancillería para intensificar los controles y las acciones legales tendientes a la búsqueda y captura de embarcaciones que pesquen de manera ilegal".

Por su parte, el ministro de la cartera Luis Basterra resaltó la importancia de generar “un ámbito de trabajo interministerial que aborde la problemática en pos de brindar soluciones específicas y que de una señal inequívoca del interés del Estado en combatir la pesca ilegal .

Tags relacionados