Toque de queda sanitario en dos provincias de Argentina: cuáles son y en qué consiste

Debido al aumento de casos por Covid-19, diferentes puntos del país tomaron la decisión de imponer medidas más drásticas a fin de evitar la propagación del virus.

A raíz del crecimiento exponencial de infectados por la pandemia del coronavirus, La Pampa y Chaco fueron las dos primeras provincias en imponer un toque de queda sanitario en Argentina.

La Pampa

El Gobierno de La Pampa resolvió a partir del último lunes restringir el horario para la circulación en toda la provincia, reducir la extensión horaria de las actividades gastronómicas y continuar con la suspensión de los encuentros sociales.

Mediante un comunicado de prensa, el gobierno local informó sobre nuevas medidas restrictivas en el marco de la pandemia de Covid-19 en la provincia, que en los últimos días creció de forma considerable.

Desde el inicio de la pandemia, La Pampa registraba hasta ayer 151 personas fallecidas, 106 internadas, más de 13.100 asiladas, 11.828 infectados y 8.848 recuperadas.



Frente a la curva ascendente en contagios, el Gobierno resolvió que a partir de las cero horas del lunes pasado, y hasta el lunes 18 de enero, en materia sanitaria y como medida adicional, se habilitarán nuevas camas para pacientes moderados en los dispositivos modulares del Hospital Lucio Molas, pasando de 18 a 31 camas. 

Asimismo, resolvió imponer nuevas restricciones a la circulación de personas "decisión que obedece al crecimiento exponencial de utilización de camas, producto del sostenido incremento de casos positivos en la provincia", señala el comunicado de prensa oficial.

Las nuevas medidas de restricción establece la prohibición de circulación de personas de 01:00 a 6:30 horas, con excepción de trabajadores esenciales; extiende la suspensión de los encuentros sociales y determina que todas las actividades finalizan a las 0:00 horas, con la extensión de 30 minutos para los locales gastronómicos.

Chaco

En la misma línea, ante el aumento de casos de coronavirus luego de las fiestas de fin de año, el Gobierno de Chaco también dispuso este martes restricciones en todo el territorio provincial, por quince días.

La ministra de Seguridad y Justicia de Chaco, Gloria Zalazar, anunció que desde este miércoles y hasta el 21 de enero habrá restricciones a la circulación de personas y bienes, a la realización de eventos y a la actividad comercial.

Zalazar anunció en declaraciones a Télam Radio que habrá puestos de control "en los puntos limítrofes de la provincia y en el ingreso a las localidades, desalentando de manera especial durante los días sábados y domingo. No se permitirá la circulación entre las localidades del interior".

La funcionaria desmintió que estén cerradas las fronteras de la provincia pero "sí se va a seguir controlando el ingreso a la provincia con la toma de medidas de control sanitario, como se viene haciendo en todos los puestos limítrofes del Chaco".

 

Zalazar añadió que se establece la "alarma sanitaria" en todo el territorio provincial, cuya finalidad "es poner en conocimiento a la comunidad de la criticidad de las indicadores actuales" vinculados con la pandemia.

La ministra provincial detalló que "se prohíbe la circulación de bienes y personas desde la hora cero hasta las 6 de cada día, salvo por razones de salud, seguridad o por tener un turno o permiso para circular expedido por la plataforma Tu Gobierno Digital".

Asimismo, anunció que se restringe "la permanencia y circulación en espacios públicos, autorizadas hasta las 22 de cada día, así como de espectáculos públicos y actividades recreativas no deportivas".

"Los eventos sociales autorizados en un decreto anterior, 1706 de 2020, hasta cien personas, quedan suspendidos", añadió Zalazar.

También, "se va a desalentar la actividad física deportiva grupal, en espacios abiertos o cerrados públicos o privados", abundó la funcionaria chaqueña.

Por otra parte, quedan suspendidas las competencias o actividades con asistencia de público.

En tanto, los comercios "podrán funcionar de lunes a miércoles hasta la medianoche, y de jueves a domingo hasta las 2, aunque la actividad deberá cesar una hora antes para permitir el desplazamiento del personal".

Zalazar fundamentó la decisión en el "aumento de casos directamente relacionado con las fiestas de fin de año".

 

"Se pretende restringir la circulación por época estival, que se presta a salir más a la noche, por lo cual estas medidas pretenden evitar la mayor propagación de contagios teniendo en cuenta de que habrá una suba luego de las fiestas de fin de año", fundamentó la ministra de Seguridad y Justicia de Chaco.

"Una de las razones principales -agregó- son los indicadores sanitarios que, si bien son buenos -a hoy era una tasa de duplicación de 103 días y una tasa de contagios de 1,10- vemos que hay salidas de personas luego de las fiestas, en un contexto estival, con pocos de vacaciones, que se quedan en la ciudad, y así el virus circula".

"Luego de las fiestas no se han desescalado las salidas, las juntadas, entonces tenemos que desalentar", remarcó la ministra.

Zalazar explicó que las medidas adoptadas por el Gobierno de Chaco "tienen directa relación con la aglomeración de eventos públicos aún al aire libre y permitir a la policía de 0 a 6 un control más estricto de fiestas clandestinas, que en nuestro país empiezan a las 2 de la mañana, para evitar que se produzcan y, de producidas, que se desarticulen".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios