Toque de queda nocturno: Ciudad estudia cerrar los bares desde la medianoche, pero mantener la circulación

Las autoridades porteñas aguardan la publicación del decreto nacional para definir cómo aplicarán el toque de queda nocturno. Cederían la gastronomía, pero por ahora se niegan a limitar el movimiento de gente.

Las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires esperan la publicación del decreto nacional que oficializará la restricción de la circulación nocturna para definir cómo implementarán el toque de queda porteño, ante el aumento de casos de Covid-19 en las últimas dos semanas. Por el momento, a partir de la información adelantada por distintos voceros del Gobierno Nacional, evalúan cerrar los bares y restaurantes desde la medianoche, pero no restringir la circulación de la población durante la noche. 

"Creemos que hay que atacar los encuentros sociales que se están dando especialmente en boliches, bares, restaurantes, espacio público y privado. Estamos de acuerdo en cerrar entre las 24 y las 6 horas  esos lugares, pero no restringir la circulación , precisaron fuentes porteñas a El Cronista. Durante la tarde las cámaras empresarias se reunieron con autoridades para intentar consensuar medidas que no signifiquen un perjuicio.

La Ciudad quiere mantener el foco en combatir los encuentros sociales en espacios cerrados. "Tenemos que volver a recuperar la responsabilidad social y cívica que supimos tener pre cierre de año. Es natural por la época del año, el cansancio y la baja de casos lo que posiblemente llevó al relajamiento , indicaron.

La apuesta porteña es continuar con el constante rastreo, testeo y aislamiento de los nuevos casos para cortar la cadena de contagios. Además, adelantaron que se intensificarán los testeos a quienes vuelven de sus vacaciones.

Aislado por haber sido diagnosticado con Covid-19, Horacio Rodríguez Larreta monitoreó de forma virtual con su equipo los próximos pasos a seguir. Ayer, tras el encuentro por videoconferencia con el Presidente, había mantenido la primera reunión con su equipo; allí habían dejado en claro que harían todo lo posible para no volver a restringir la circulación en la Ciudad de Buenos Aires. Ayer se consensuó  aguardar la publicación del decreto nacional que determinará el alcance de las nuevas medidas y cuánto margen para aplicarlas tendrá cada jurisdicción. Con la letra chica en la mano tomarán decisiones. 

El miércoles Fernández les había adelantado a los gobernadores que cada distrito podría adaptar la directiva nacional de acuerdo a su realidad epidemiológica. En Córdoba el gobernador Juan Schiaretti se adelantó y ya anunció que la provincia no adherirá a la restricción de la circulación nocturna dispuesta por el Gobierno Nacional. En la Ciudad, no obstante, no descartan que el decreto llegue sin margen de maniobra y se deba aplicar tal cual lo indique Nación. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios