Todos contra Larreta: quiénes son los candidatos a destronar al PRO

Con la elección local unificada con la nacional, se entusiasman en crecer "arrastrados" a la figura de algún aspirante a la Casa Rosada, mientras evalúan que el actual Jefe de Gobierno podría perder preferencia entre los electores porteños.

Horacio Rodríguez Larreta no esconde su deseo a ser reelecto en 2019 como Jefe de Gobierno, y para eso se aboca estos días a controlar las obras viales de gran porte que se inaugurarán poco antes de la fecha fijada para inscribir las alianzas partidarias. 

Por primera vez en su historia, la ciudad de Buenos Aires elegirá a su próximo Jefe de Gobierno en la misma fecha que la elección nacional, luego de haber introducido modificaciones a la legislación que le otorgaron a Larreta la potestad de unificar el comicio capitalino con la fecha de votación federal.

Por estas horas, la caída en la imagen del presidente Mauricio Macri entusiasma a varios candidatos opositores, que se autoperciben más competitivos "subidos" a una boleta nacional, opositor a la Casa Rosada, en tanto interpretan que Larreta podría ser "castigado" por el "arrastre" del eventual descontento que entonces recaiga sobre el Gobierno nacional.

El espectro opositor tiene de todo: figuras de izquerda a derecha en el espectro político; personalidades de partidos tradicionales, y otros recién llegados a la arena pública. Todos juntos pelearán para evitar que el PRO se imponga y alcance los 16 años de gobierno ininterrumpido.

 

Una gran PASO opositora

Luego del tercer puesto para el olvido obtenido en 2015, y el repunte alcanzado en 2017, el kirchnerismo porteño inició conversaciones con el Partido Justicialista (PJ), al mando del titular del sindicato de encargados de edificios (Suterh) Víctor Santa María, y otras fuerzas políticas para armar "un frente electoral lo más amplio y potente posible".

En esa usina política convergen figuras de La Cámpora, del kirchnerismo primigenio, el PJ porteño y su vertiente crítica, el Nuevo Espacio de Participación (NEP) de Juan Manuel Olmos; sindicatos y, desde no hace mucho, otras fuerzas de corte progresista y de centroizquierda.

Hoy en la @legiscaba nos reunimos con organizaciones vecinales para charlar sobre los tarifazos que están sufriendo lxs vecinxs y comerciantes de la Ciudad. La única forma de enfrentar las políticas injustas de este gobierno es de manera colectiva. pic.twitter.com/1nqmQfjlCK

— Mariano Recalde (@marianorecalde) 30 de enero de 2019

Las conversaciones incluyen al brazo político de varios movimientos sociales, como lo es Somos, el espacio lanzado por Barrios de Pie e identificado con Victoria Donda, y el Frente Patria Grande, que tiene entre sus referentes al líder de la CTEP, Juan Grabois; al economista y ex dirigente universitario Itaí Hagman, y a la parlamentaria del Mercosur Cecilia "Checha" Merchán.

En este frente, al que aspiran a atraer incluso a peronistas "federales" y massistas, los candidatos más fuertes son el actual legislador y ex presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, y la actual diputada nacional Victoria Donda, que si bien se autoproclama precandidata presidencial, está dispuesta a jugar en la capital federal.

Estudiantes, docentes y trabajadores todxs juntxs defendemos la educación pública y las escuelas nocturnas pic.twitter.com/stiBzLcF9l

— Victoria Donda Perez (@vikidonda) 30 de enero de 2019

 

Incógnitas progresistas

Hoy por hoy, otras dos figuras que se autodefinen republicanos y de centroizquierda no tienen definido su futuro. Uno lo hace casi abrazado a Larreta; el otro, desde la vereda de enfrente.

Martín Lousteau, que hoy reviste como diputado nacional por Evolución Radical, pero que supo ser embajador en Estados Unidos de la era Macri y ministro de Economía de la era Kirchner, aún no resolvió qué pelea está dispuesto a dar.

Lousteau regresó de Estados Unidos en abril de 2017, meses antes de las elecciones de medio término para enfrentar a Carrió. De arañar la Jefatura de Gobierno en el ballottage de 2015, el economista pasó al tercer puesto en 2017 sin un perfil claro: criticaba la gestión de Larreta en la Ciudad, pero aspiraba a integrarse y disputar una PASO bajo el paragua de Cambiemos.

Ahora sus escenarios son básicamente tres: competir en primarias contra Larreta, con pocas chances de vencerlo; encabezar la lista de senadores nacionales y aceptar, por ende, el ofrecimiento del intendente, o bien forzar una candidatura presidencial dentro de la UCR y enfrentar a Macri con una casi asegurada derrota. "A lo Ernesto Sanz" en 2015. En lo inmediato, reaparecerá este miércoles en la Legislatura porteña para homenajear a la periodista Débora Pérez Volpin a un año de su muerte.

Es una buena noticia que el @gcba haya escuchado el reclamo de la comunidad educativa y de marcha atrás con el cierre de las escuelas nocturnas. La educación pública es el único camino para construir una ciudad de iguales.

— Martín Lousteau (@GugaLusto) 30 de enero de 2019

En la vereda opuesta se para un outsider que viene levantando vuelo. Se trata del actual presidente de San Lorenzo de Almagro, Matías Lammens

Lammens, empresario y abogado, dice tener un nivel de conocimiento del 55% entre los porteños y pese a no estar lanzado formalmente, trabaja su candidatura con la idea de congregar a la "sensibilidad progresista" de la Ciudad

Claro que Lammens no tiene estructura. Pero sí la tiene, desde Santa Fe, su "padrino" político, Miguel Lifschitz. El gobernador de Santa Fe, sin chance de reelección, juega por un armado más amplio al que actualmente tiene Alternativa Federal, y aspira a sumar a Roberto Lavagna a la puja presidencial. Ambas figuras agradan a Lammens y por eso mira con buenos ojos cualquier alanza que no se vea eclipsada por la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner.

Hoy nos toca acompañar y escuchar lo que nos dicen las mujeres que se movilizan en la calle. Mañana, seguir comprometidos con modificar las conductas que nos impiden alcanzar una sociedad más igualitaria. Por más derechos, por más igualdad #8M #DiaInternacionalDeLaMujer

— Matías Lammens (@MatiasLammens) 8 de marzo de 2018

 

Con la economía como bandera

Con números preocupantes en todos los índices económicos, otros candidatos aspiran a instalarse en la preferencia de los votantes porteños golpeando por el lado del bolsillo.

Tras instalar la idea de que "la plata no alcanza" en 2017, el economista Matías Tombolini aspira a dar pelea con su propio partido político, Avancemos por el Progreso Social (Apps), formado hace pocos meses tras juntar en poco tiempo los avales que demanda la Justicia.

Tombolini recorrió en enero la Costa atlántica dando conferencias y charlas abiertas con el rótulo "Economía en ojotas". Con Sergio Massa como referente, por ahora mantiene el perfil bajo mientras sigue atento a la alineación que toman los otros planetas.

El otro economista anotado a la competencia es Marco Lavagna. Massa lo presentó en diciembre en una cena en San Telmo como su candidato en el distrito. Pero la eventual instalación de su padre, Roberto Lavagna, como candidato a presidente motivaría su baja. Tanto Tombolini como Lavagna mantienen conversaciones.

Tenemos la inflación más alta desde 1991 (47,6%). Esto nos ubica entre los 5 países con mayor suba de precios del mundo .
La responsabilidad es del Gobierno, que insiste en las mismas recetas que nos trajeron hasta acá. Dicen combatirla y aumentan tarifas e impuestos pic.twitter.com/6LzcBew734

— Marco Lavagna (@MarcoLavagna) 15 de enero de 2019

 

Debate abierto en la Izquierda

Ni el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), ni el MST-Nueva Izquierda prefieren hablar por ahora de candidatos locales. "El tema no lo consideramos aún y está muy asociado a lo que suceda en el debate nacional", se justificó una figura local. "Sería irresponsable para el frente decir nombres cuando el debate aún no se dio", repuso otro.

Sin embargo, las figuras que aparecen por este extremo son el ex legislador del Partido Obrero Marcelo Ramal, que quedó a poco de lograr una banca para la Izquierda en el Congreso en las elecciones de 2017; la actual legisladora porteña Myriam Bregman por el PTS, y Alejandro Bodart y Vilma Ripoll, por el MST.

En la otra punta del espectro aparece la posibilidad de que el ex director artístico del Teatro Colón, Darío Lopérfido, se presente como el contendiente de Larreta en la lista presidencial que encabezaría José Luis Espert.

Otrora referente del "Grupo Sushi" y consejero de Fernando De la Rúa durante su presidencia, está enfrentado con el alcalde luego que éste forzara su salida por negar que los desaparecidos durante la última dictadura militar hayan sido 30.000.

Tags relacionados