EL CANCILLER AFIRMÓ QUE NO REPRESENTÓ AL GOBIERNO NI HABLÓ CON LA PRESIDENTA

Timerman reconoció que marchó en París "como ciudadano" y la oposición lo cruzó

En medio de las críticas por la postura tibia del Gobierno contra el ataque a Charlie Hebdo, el ministro aseguró que fue una decisión personal. Negó que CFK le haya prohíbido ir

El canciller Héctor Timerman quedó en el centro de una fuerte polémica ayer, cuando aseguró que estuvo presente en la marcha realizada el último domingo en París en repudio del atentado terrorista contra la revista Charlie Hebdo, aunque no como representante del Ministerio de Relaciones Exteriores sino "como ciudadano". Esa distinción le valió reproches de la oposición, que viene cuestionando desde hace días la postura "tibia" del Gobierno en la condena del atentado.
"El domingo fui a la marcha. Participé, con un grupo de amigos y familiares, junto al pueblo francés como muchas veces a lo largo de mi vida lo hice en Buenos Aires, en Israel, en Venezuela, en Chile, en Italia y otros países. Siempre a favor de la vida y la libertad. Jamás haciendo diferencias, todas las víctimas son víctimas. Preferí estar con el ciudadano común. Fue mi decisión. No me arrepiento", resaltó el canciller en conferencia de prensa. Rechazó así la versión publicada por el diario Clarín, que señaló que la mandataria le había ordenado que no asistiera a la movilización. "Participé como ciudadano, como ser humano que está en contra de todos los ataques terroristas cometidos en París o en Nigeria", aseguró el funcionario.
Consultado puntualmente sobre si había recibido o no la orden de Cristina Fernández Kirchner de no participar de la marcha, enfatizó: "Es falso que consulté con la Presidenta sobre la participación en la marcha de París. Recién el domingo a la tarde le envié el comunicado de la Cancillería sobre el atentado en Nigeria. Tampoco en ese momento hablé con la Presidenta". Ante una pregunta sobre la ausencia de la Presidenta en la marcha a la que concurrieron jefes de Estado europeos, Timerman manifestó que no es su vocero y que no mantuvo contacto con ella desde que partiera en viaje hacia la República Popular China. "No soy vocero de la Presidenta ni hablé con ella desde que estuve en China, no hablé desde París ni desde Buenos Aires", expresó
Por último, Timerman detalló en un comunicado que cuando aterrizó en París adonde hizo escala para visitar a su hija luego de viajar a China para ultimar detalles de la misión oficial que encabezará la Presidenta, la embajadora argentina María del Carmen Squeff le avisó si quería firmar el libro de condolencias por los atentados de París. "Y por supuesto que fui, como lo hubiese hecho con cualquier gobierno que atraviese una situación similar", señaló.
Momentos antes de que hablara el canciller, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, había destacado que Timerman firmó el libro de condolencias tras la muerte de los 12 periodistas y de cuatro rehenes durante la toma del supermercado y reiteró el repudio de Argentina a los ataques. "El canciller Timerman firmó el libro de condolencias, y la República Argentina condena enfáticamente el terrorismo y manifestó su solidaridad con la República hermana de Francia", subrayó Capitanich en su conferencia de prensa diaria.
Tras escuchar el descargo del canciller, el Frente Renovador consideró que "el Gobierno da señales confusas" y, en un comunicado firmado por el asesor en Relaciones Internacionales del equipo de Sergio Massa, Sebastián Velesquen, señaló: "Si Timerman estuvo allí, bienvenido sea. Como gobierno, lo que se esperaba era una señal de solidaridad de manera contundente". "Si estuvo en la marcha, lo celebramos, porque él es la mayor investidura de la política exterior argentina y nos representa a todos. No es algo que pueda hacer a título personal", evaluó Velesquen.
La UCR ya había pedido el lunes votar un rechazo al atentado en el Senado.

Tags relacionados