La Policía desarmó el operativo de desalojo de Carboclor en Campana

Un operativo de 500 efectivos de la Infantería bonaerense que había sido montado para desalojar la planta de Carboclor -tomada por los trabajadores- fue desarmado y los policías se retiraron del lugar, en la ciudad de Campana.

Los 150 despedidos por la firma petroquímica permanecían en el interior y el acceso a la planta junto a sus familias en reclamo la reapertura de las instalaciones y la continuidad de las operaciones.

Mario Mitre, abogado del Sindicato del Personal Químico y Petroquímico, denunció ante la prensa local que se dio una "situación incomprensible" esta mañana porque, dijo, cuando exigió que le mostraran la orden de desalojo, la Policía se negó.

"La policía nos quiere reprimir. Les pedimos que nos mostraran la orden y no lo hicieron", aseguró el abogado antes de que el inmenso operativo policial fuera desarmado y retirado del lugar, en Campana.

Tensión

Por la mañana, la tensión fue alta. Durante al menos tres horas, los efectivos bonaerense permanecieron desplegados en el lugar supuestamente para desalojar a los trabajadores que ocuparon la planta de la química Carboclor.

La Infantería de la provincia de Buenos Aires llegó al lugar cerca de las 9:00 y una hora y media después dio el aviso de que tenía la orden judicial de desalojar la planta de producción de productos químicos.

Los trabajadores despedidos aseguraron que iban a intentar resistir el desalojo. 

Carboclor cerró el 30 de mayo dos plantas con el argumento de que atraviesa por una "grave situación financiera".

Voceros del Sindicato del Personal de Industrias Químicas y Petroquímicas Zárate pidieron a la policía que no avanzara sobre la planta debido a que los trabajadores se encontraban con sus familias en el interior.

El sindicato también denunció en una solicitada publicada en diarios de circulación provincial que la empresa "violó todas las leyes" y consideró que los despidos son "ilegales", con "el silencio cómplice del Ministerio de Trabajo". 

"Otra vez la Justicia y el brazo armado de las fuerzas de seguridad de la provincia de Buenos Aires son manipulados en favor de los poderosos empresarios que aún sin razón se obstinan en someter inescrupulosamente a los trabajadores", completó el sindicato.

Tags relacionados