CON EL ACCIDENTE DE ONCE LOGRÓ UNA IMPORTANTE EXPOSICIÓN POR SUS ADVERTENSIAS

Subieron las acciones de Despouy y se afirma para seguir en la AGN

En su entorno confían que seguirá al frente del organismo pese a que el presidente del radicalismo, Mario Barletta, mantiene su oposición y prefiere su reemplazo

El presidente de la Auditoría General de la Nación sumó más chances para que el martes 13 se transforme en un día de suerte, al menos para él. Como estaba previsto, ese día Leandro Despouy irá al Congreso a presentar su balance de los diez años de gestión al frente del organismo de control. Pero en su entorno confían que no será su despedida, pese a que el sector comandado por el presidente del partido radical, Mario Barletta, no da el brazo a torcer y mantiene, aunque esta vez por lo bajo, su negativa a que Despouy siga en su cargo. Pero cualquier maniobra no pasará desapercibida.
Todo indica que se queda. Hasta la mesa nacional de la Convención Nacional se pronunció a favor de la continuidad de Despouy que es el órgano máximo del radicalismo por encima del partido, comentó el dirigente bonaerense, Federico Storani a este diario. Asimismo apuntó: No es un buen momento para producir remociones, la voluntad del partido no debe caer en individualismos.
Al ser consultado Barletta por El Cronista esquivó dar una definición, aunque dejó en claro que mantiene su postura de desplazarlo del organismo. No hay más que agregar. El Comité Nacional del partido ya se expidió. Hay que preocuparse por la reforma que necesita la AGN para que la mayoría de los auditores sean de la oposición y que sus informes sean vinculantes, agregó. Es que luego del trágico accidente ferroviario en la estación de Once, Despouy logró una importante exposición a raíz de la presentación del informe de la AGN sobre el estado de los trenes y de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA). Si bien eso complicó en cierta forma los planes de Barletta, el santafesino planea poner a alguien de su plena confianza, esta vez Jesús Rodríguez es quien suena como favorito. La pelea había empezado a mediados de febrero cuando Barletta informó que Despouy culminaba su gestión, el auditor salió a negarlo y todo el arco opositor y muchos radicales reclamaron su continuidad en el cargo. Aunque luego en un gesto que buscó poner paz en medio de la crisis partidaria desatada por el manejo de la auditoría, Barletta y su segundo, Juan Manuel Casella, firmaron un comunicado donde sostuvieron que nunca le solicitaron la renuncia a Despouy ni él la presentó. De todas maneras, habrá que esperar al 21 de marzo, ese día se reúne la mesa de conducción del partido donde el alfonsinismo tiene mayoría y Leandro Despouy tendrá la última palabra sobre su continuidad. Mientras tanto todas las expectativas están puestas en el martes 13: ese día será clave como test para medir fuerzas: Las presencias del radicalismo ese día en cierta forma van a terminar de marcar la cancha, si hay fuerte presencia será difícil ir contra eso, resumió un dirigente partidario.