COPAL RECHAZÓ LA NORMA DE LA ANMAT DEL 17 DE ABRIL Y ANALIZA ACCIONES LEGALES

Suben hasta 2000% arancel para la libre circulación de alimentos importados

El organismo cobraba un monto fijo por operación, que promediaba los $ 450. Ahora depende del monto ingresado y llega hasta los $ 10.000. Pagan bajo protesta

Un nuevo conflicto quedó abierto entre el Gobierno y los empresarios de la alimentación. A los controles de precios, las autorizaciones a cuentagotas y las presiones por la falta de cumplimiento de la ley de Lealtad Comercial, ahora se sumó una disputa por el fuerte incremento de los aranceles que cobra la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) para las operaciones de importación de insumos y productos terminados.

Con un mes de retraso la resolución 2873 data del 17 de abril, y ya con la obligación de pagar las nuevas tasas ante la falta de respuesta por parte de las autoridades pertinentes, las empresas alimenticias cuestionaron duramente la medida, que consideran como paraarancelaria para restringir aún más las importaciones, que alcanzan a u$s 1200 millones frente a u$s 28.000 millones de exportaciones. "La Copal rechaza el excesivo aumento de los aranceles de la Anmat y del INAL que se incrementaron entre un 100% y 2000%, según el monto de la operación", se quejó la cámara que preside Daniel Funes de Rioja.

El organismo incrementó todos los aranceles que cobra de forma importante, pero el que más preocupa al sector privado es el del certificado de Libre Circulación, que todas las empresas deben gestionar cada vez que realizan una importación. Hasta la publicación de la norma en el Boletín Oficial, el precio del trámite oscilaba entre $ 450 y $ 700 por operación, sin importar el volumen ingresado. A partir de ahora, el costo varía en función del valor importado, por lo que en la mayoría de los casos, de empresas medianas y grandes, el número a abonar alcanza los $ 10.000 por cada operación superior a los $ 800.000.

De acuerdo con la resolución, la escala sube desde los $ 1800 por operaciones hasta $ 25.000; $ 2550 entre ese número y $ 50.000; $ 3580 hasta $ 200.000; $ 5000 hasta $ 400.000; $ 7100 hasta $ 800.000 y $ 10.000 por las operaciones superiores a ese número. Fuentes de Copal afirmaron que la mayoría de las empresas relevadas deberá pagar entre $ 7100 y $ 10.000, y que, incluso, ya lo están haciendo bajo protesto, tal como les recomendó el estudio Nicholson & Cano.

Lejos de la inflación

"Este aumento de tasas no guarda ninguna relación con las cifras de la inflación oficial, que se sitúan en el 15,3%, ni con los aumentos de los productos que se enmarcan dentro de los programas de precios cuidados, conspirando contra su implementación, ya que los mismos se ubican en promedio en el orden del 2,8% en el último trimestre", enfatizó Copal en un comunicado.

La entidad también remarcó que este cambio generó importantes demoras en la aprobación de las operaciones, lo que "dificulta aún más el ingreso de insumos críticos o estratégicos que, en gran medida, no se producen en la Argentina". La cámara empresaria sostuvo que la disposición genera costos de producción más elevados y que, de no encontrarse una solución razonable, "se encararán las acciones legales correspondientes". Es por ello que las firmas están pagando bajo protesto, con el objetivo de resguardarse los derechos de accionar contra la normativa.

Fueron pedidas audiencias con el ministro de Salud, Daniel Gollán; el interventor del Anmat, Rogelio López, y el secretario de Comercio, Augusto Costa. Pero por el momento no obtuvieron respuesta. Los próximos sectores en ser afectados por el aumento de los aranceles serían el de medicamentos y tocador y limpieza, según trascendió.

Tags relacionados