HOY SE PUBLICA NUEVO CUADRO TARIFARIO EDENOR Y EDESUR, TRANSPORTE Y GENERACIÓN ELÉCTRICA

Sube la luz a hogares 24,4% promedio pero las empresas sentirán aumentos de 40%

Para residenciales, hasta 28%. Grandes empresas, 40%. Y pymes, hasta 20%. Generación sube a $2400 y Cammesa baja precio del gas a u$s 4,2, desde u$s 5,2

El Gobierno anunciará hoy un aumento de las tarifas de electricidad que se corresponden con el salto que pegó el dólar desde abril. Se trata de la segunda recomposición bianual, de la mano de un cambio en las reglas de formación de precios de la industria energética. El ajuste, que el ministro de Energía, Javier Iguacel, detallará en una conferencia de prensa, sumará presión a la inflacion de agosto, en particular al trasladarse con mayor énfasis a grandes empresas.

Según trascendió ayer, las tarifas de electricidad para los consumos que se realicen a partir de agosto subirán 24,4% en promedio a los usuarios residenciales; 10 a 20% para pymes y comercios; y 40% para las grandes empresas. El ajuste es consecuencia de la recomposición tarifaria semestral (habitualmente en febrero y agosto de cada año), que en esta mes traslada los costos de la corrida cambiaria y la suba del petróleo.

Print
Print

Debido a esa fuerte devaluación del peso, este aumento al consumidor final se dio después de que el Gobierno redefiniera la fijación de precios para la industria, con un juego de cesiones de cada una de las partes involucradas. Por una parte, el precio de la generación eléctrica se elevó 60% hasta $ 2400 por MW/h. Pero a la vez, Cammesa, el organismo que compra el gas para venderle a las generadoras eléctricas, redujo, a partir de hoy, el precio de referencia al que compra el fluido a los productores, desde u$s 5,2 a u$s 4,2 por millón de BTU. Y al mismo tiempo, desde febrero del año que viene, el Gobierno buscará reducir el 30% de subsidio de la tarifa eléctrica. Antes de la devaluación, ese porcentaje era del 20%.

Los aumentos de precios a los consumos realizados en agosto elevará parcialmente las facturas de septiembre y recaerá en forma plena la que se reciba en octubre. Para los usuarios residenciales de menor consumo, la tarifa subirá el 28%, hasta unos $ 600 finales, incluyendo los impuestos. Y para los de mayor consumo, el precio se elevará 20%, a unos $ 8000.

Estos aumentos impactarán en el área metropolitana de Buenos Aires, afectando a unos 500 mil usuarios o 1,5 millón de personas regulados por el Estado nacional. En el interior, los reguladores provinciales deben publicar los cuadros tarifarios correspondientes.

Además, se elevó 40% la electricidad a grandes usuarios (2000 en AMBA y 3000 del interior). Se incluyen a casinos, shoppings, grandes bancos y empresas y algunos supermercados, que perderán el subsidio que recibían como la demanda general, cuando las pymes estaban padeciendo los aumentos de costos en forma plena.

En las pequeñas empresas, los aumentos alcanzarán 19% para pequeños comercios; 20% para los consorcios y pequeños supermercados; y el 10 al 20% para las pymes, talleres y comercios más grandes.

En cuanto a los precios mayoristas, el Gobierno buscó bajar los costos de generación para reducir el precio del gas, lo que también puede repercutir en los aumentos de las consumos de gas al consumidor final que se fijarán en octubre y que se verificarán en las facturas noviembre y diciembre.

En tanto, hasta que el Gobierno arranque, a partir del año que viene, con las licitaciones públicas para la compra de gas que realizará Cammesa para las centrales eléctricas, rebajó un dólar el precio de referencia.

"Es lo que está pagando la industria. No había razón para que Cammesa pague un precio de referencia superior", dijeron fuentes oficiales, que confían en el aumento de la producción de gas (8% interanual en junio pasado), en especial en Vaca Muerta.

"En verano sobrarán 15 millones de metros cúbicos", agregaron.

Para 2019, el Gobierno está evaluando cómo reducir el 30% de subsidio que aún paga a los consumidores para que las tarifas sean accesibles pero también para que las empresas puedan exportar. Este año, tras la devaluación, debió elevar 10 puntos la proporción que subsidia en las tarifas (ya en junio pasado, el gasto en subsidios subió 75% interanual).

A la vez, se reconoció que resta trasladar entre un 8 y 9% la devaluación a los precios de la nafta, pero que aún no está fijada la fecha del aumento.

Respecto de la electricidad, en AMBA, los usuarios de menor consumo (R1) con tarifa social pagarán $ 66 por mes incluyendo impuestos (10% del total de usuarios) y sin tarifa social, $ 233 (22%). La escala de consumo siguiente (R2) con tarifa social abonará $ 268 (14%)y sin tarifa social, $ 643 (23%). al siguiente nivel (R3) con tarifa social, le costará $ 612 (4%).

Al Gobierno le permitió estimar, que una 72% de los usuarios pagará menos de $ 650 por mes incluyendo los impuestos, salvo algunos municipales del conurbano, que se derogarán en enero próximo. Y un 46% pagará menos de $ 270 mensuales.

En tanto, un 25% de los usuarios pagará facturas de entre $ 800 a $ 2000 mensuales. Y un 10%, facturas de $ 3000 a $ 8000 por mes.

Para trasladar la corrida cambiaria, el Gobierno redefinió la fijación de precios de la industria

Además, se aumentó sólo 2 a 3% a unos 200 mil usuarios con tarifa social en el área metropolitana que son consumidores intensivos de electricidad y no cuentan con gas. Abonarán entre $ 1800 y $ 4500.

La tarifa social, que seguirá pagando la nación cuando Edenor y Edesur se transfieran a la Ciudad y a la Provincia (ver aparte), alcanza a 4,3 millones en el país y a dos millones en el AMBA. Implica que los primeros 150 kw no se cobren y que los siguientes 150 kw se abonen a mitad de precio. Salvo en el NEA, donde los primeros 300 kw son subsidiados.

Tags relacionados

Noticias del día