Sturzenegger advirtió que el canje del bono centenario puede costar hasta u$s 10.000 millones extra

Se trata de una cláusula que, según el expresidente del BCRA, "nunca se explicó por qué se la incluyó", en clara crítica al Ministerio de Finanzas que emitió el título. El ancedente es que, por una letra chica similar,  la Corte de Nueva York obligó a una empresa a pagar todos los intereses hasta el vencimiento por adelantado.

El expresidente del Banco Central (BCRA),  Federico Sturzenegger,  advirtió que la reestructuración de la deuda podría costarle más de u$s 10.000 millones adicionales al Gobierno debido a una cláusula en el bono a 100 años, emitido en junio de 2017 por la administración de Mauricio Macri, que forma parte del canje. Además, criticó la gestión del exministro de Finanzas Luis Caputo.

Sturzenegger citó un artículo del sitio especializado estadounidense Credit Lips, que señala que una claúsula de 'canje opcional' (Make Whole Clause, MWC) del bono abre la posibilidad de que la Corte de Nueva York obligue a la Argentina a pagar todos los intereses hasta el vencimiento a valores presentes.

El artículo, escrito a fines de enero, liga una eventual reestructuración del bono por parte de Argentina con una disputa judicial entre Cash America y Wilmington Savings (2016), en la que ante un incumplimiento "voluntario" en un proceso de canje el tribunal neoyorquino dictaminó que el acreedor tiene derecho a reclamar el monto que habrían recibido al momento del vencimiento, a valores presentes. Es decir, según el fallo, el deudor debe pagar el capital, los intereses devengados incumplidos y los intereses hasta el vencimiento a valores actuales.

Si bien el portal considera que el término refiere a que "un emisor financieramente saludable" intentaba pagar menos, señala que los abogados de los grupos de bonistas podrían invocar un campo semántico más amplio para el término que abarque una búsqueda "voluntaria" de la reducción de la deuda.

En ese sentido, Sturzenegger, si bien indicó que la cláusula no debería aplicar, calculó que si la Corte replicara el antecedente de Cash vs Wilmington Argentina debería desembolsar u$s 14.000 millones, en concepto de todos los intereses hasta 2117 a valor presente, en lugar de los u$s 2000 millones de capital. 

 

¿Será posible evitar el default? Ahora que la oferta está lanzada lo que importa en un mercado tan profesionalizado como éste es la letra chica de los bonos. Mi impresión es que hay cláusulas que van a hacer difícil evitar el default. Abro breve hilo.

— Fede Sturzenegger (@fedesturze) April 27, 2020

 

"Nunca se explicó por qué este bono incluyó esta cláusula", disparó Sturzenegger en su cuenta de Twitter, en una clara crítica al Ministerio de Finanzas que emitió el título, encabezado entonces por Luis Caputo, su sucesor en el BCRA. No obstante, remarcó que los precios del mercado "no reflejan esa visión".

Pero el guante fue recogido por Santiago Bausili, ex secretario de Finanzas en aquel momento, al afirmar que el bono century no posee esa condición y que cualquier rescate obligaría a Argentina a pagar sólo los intereses devengados hasta la fecha y no los que restan vencer. 

 

Una pena que alimentes confusion con un tema que no la tiene. Como te expliqué, es una clausula estándar, a favor del país, que le da la opción de rescatar los titulos si quisiera. No genera derechos para los bonistas y menos un multiplo en el potencial reclamo como se insinúa .

— Santiago Bausili (@Kicker0024) April 28, 2020

 

"Es una pena que alimentes confusión con un tema que no la tiene. Es una cláusula estándar al favor del país, no genera derechos para los bonistas y menos un múltiplo en el potencial reclamo como se insinúa", cerró Bausili.

El bono a 100 años, además de poseer una opción de canje con su creación, ingresó al programa de reestructuración de la deuda del ministro de Economía, Martín Guzmán, y puede ser intercambiado por bonos en dólares con vencimiento en 2036 o en 2047, a u$s 95 cada u$s 100.

Se trata de bonos con un interés ostensiblemente menor que el del Century, que rinde a un 7,125% anual.

El título con vencimiento al 15 de noviembre de 2036 consta de un esquema creciente de las tasas, que comienzan a devengar el 15 de noviembre de 2022 a 0,5% anual hasta 2023, desde cuando el rendimiento subirá a 1,5% anual hasta 2025. Desde esa fecha, la tasa aumentará a 2,75% hasta 2025, a partir de cuando el retorno ascenderá hasta 3,875% hasta su vencimiento. El pago de intereses se realizará en seis cuotas nominalmente anuales todos los 15 de noviembre entre 2031 y 2036.

Por su parte, el que vence el 15 de noviembre de 2047 tendrá una tasa de interés creciente que comenzará a aplicarse el 15 de noviembre de 2022 en 0,5% anual hasta el 15 de noviembre de 2023, a partir de cuando pasará a ser de 1,75% anual hasta el 15 de mayo de 2025. Desde esa fecha, el interés pasará a 3,75% anual hasta el 15 de noviembre de 2027, cuando el retorno será de 4,75% por año hasta el vencimiento. El pago se realizará en dólares en 20 cuotas nominalmente iguales todos los 15 de noviembre entre 2028 y 2047, ambos inclusive.

Tags relacionados