Solá: "La política exterior de Macri fue subordinación y fotos"

Sin darse aún por confirmado, Solá habló casi como futuro canciller. Cuestionó con dureza los últimos nombramientos de la Cancillería en destinos internacionales clave, como la embajada argentina en la OEA, y anticipó que serán revisados cuando asuma Alberto Fernández.

El diputado y virtual canciller de Alberto Fernández, Felipe Solá, salió hoy a cuestionar con dureza al actual jefe de las Relaciones Exteriores Jorge Faurie y señaló que resulta "escandaloso" que a poco de dejar el poder continúe designando embajadores en puestos clave, al tiempo que anticipó que esos nombramientos serán revisados por el nuevo Gobierno.

"Hay una escasa colaboración del gobierno saliente, cuando nos dejan una situación tremenda. Por ejemplo en Cancillería, hay nombramientos todo el tiempo", dijo Solá en declaraciones a radio

Y continuó: "Nombran gente que se va afuera, faltando diez días para el cambio de mandato. Han mandado al Embajador ante la OEA, donde tenemos posiciones muy divergentes con el Gobierno actual y, sin embargo, el canciller saliente no tuvo ningún problema en nombrar un embajador que viajó hace diez días".

Y es que a solo 10 días de las elecciones de octubre, Faurie designó como delegado en ese organismo internacional a Guillermo Raimondi, un diplomático de carrera, de pasado radical, justo en medio del debate por el futuro de Venezuela.

Se sabe; Fernández tiene una posición opuesta a la que sostiene Macri, alineado con el Grupo de Lima, que promueve la salida del régimen de Nicolás Maduro para solucionar la crisis institucional en el país caribeño.

"Faurie da muestras permanentes de hostilidad, hace dos meses que no para de nombrar gente, es escandaloso", se quejó Solá.

Sin embargo, dejó claro que una vez que asuma el nuevo gobierno el príoximo 10 de diciembre, "todos los nombramientos que están haciendo los revisaremos con el Presidente electo. Él decidirá qué hacer en cada caso".

Por otra parte, el virtual próximo canciller sostuvo que la reunión que el mandatario electo mantuvo ayer con el embajador Edward Prado "fue muy positiva" y contó que allí "Alberto fue muy claro en torno a la relación que espera con el FMI".

"Alberto les dijo que quería la mejor relación posible con los Estados Unidos. Comentó la excelente comunicación con Trump sobre varios puntos, sobre todo en torno al FMI", se explayó.

También confirmó que el tema de Venezuela fue un punto abordado en la conversación entre Fernández y Prado. "Se les recordó nuestra posición con respecto a Venezuela, que es el punto más conflictivo. En ese sentido buscamos lo mismo, buscamos que haya una nueva democracia, un nuevo gobierno democrático, surgido democráticamente y sin que eso tenga costos adicionales para el pueblo venezolano que esta sufriendo tanto".

"Tenemos que buscar unidad y, sobre todo, diálogo y conversación pensando, básicamente, en la necesidad de dólares y trabajo que hay en la Argentina. Es necesario que nuestras exportaciones aumenten, eso va más allá de la ideología. Las ideologías pueden acercar a las personas pero el comercio es el comercio", amplió.

Asimismo, Fernández sostuvo que "no parece una mala señal, el cambio de autoridades en el Fondo", en referencia a la designación de Luis Cubbedu, quien representó al organismo durante el primer tramo de la presidencia de Néstor Kirchner, como reemplazo del italiano Roberto Cardarelli como negociador de la deuda argentina.

"Cardarelli es una persona con la que se tenía buena relación pero, en general, ocurría lo que sucede siempre con el Fondo, cuando se le planteaba algo de fondo, él decía 'No lo manejo yo'. Tenemos muy mal recuerdo de Lagarde, esperamos otra relación con la señora Georgieva".

Por último, Solá fue lapidario a la hora de calificar la política exterior argentina desarrollada durante la gestión macrista: "Fue de subordinación y fotos", concluyó.

Tags relacionados