CONTRA LOS MESES PREVIOS MEJORÓ POR ALIMENTOS Y PETRÓLEO

Sin reacción, el uso de la capacidad instalada industrial cayó a 64,8%

Por la merma en la producción se expande la capacidad ociosa de las fábricas. Con este panorama en la mayoría de los rubros las inversiones tendrán que esperar

La utilización de la capacidad instalada de la industria fue de 64,8% en octubre, informó el Indec. Se trata de una caída de 3,5 puntos porcentuales contra el décimo mes de 2017, pero marca el mejor nivel registrado por las fábricas desde mayo, y supone una suba de 3,7 puntos porcentuales contra septiembre.

Fuentes con conocimiento industrial comentaron que el menor nivel de capacidad ociosa se debe a una cuestión estacional, que "era esperable". Pablo Dragún, director del Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (CEU UIA) dijo a El Cronista que no ve una recuperación en los próximos meses, "y eso hace difícil pensar en que puedan llegar las inversiones para ampliar la capacidad".

De acuerdo con el Indec, "los bloques sectoriales que tuvieron niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al general son: industrias metálicas básicas (83,9%), refinación del petróleo (78,8%), papel y cartón (76,5%), productos minerales no metálicos (73,7%), productos del tabaco (71,4%), sustancias y productos químicos (69,1%) y productos alimenticios y bebidas (66,6%)".

Por otro lado, "por debajo del nivel general de la industria estuvieron: edición e impresión (59,5%), productos de caucho y plástico (52,1%), la industria metalmecánica excepto automotores (49,2%), productos textiles (47,4%) y la industria automotriz (45,9%)".

Contra octubre de 2017, solo tres sectores tuvieron mejores desempeños: los productos alimenticios y bebidas (impulsaron la actividad de carnes, lácteos y yerba mate, sobre todo por su baja base de comparación), las industrias metálicas básicas y la refinación del petróleo.

Juan Ignacio Paolicchi, economista de EcoGo, expuso: "Hubo una reactivación en la industria alimenticia luego de la sequía y un mayor proceso de refinación de petróleo porque está aumentando fuertemente la producción".

"Con respecto a la caída interanual, octubre fue un mes con datos flojos, en el cual se vio un aumento en la capacidad ociosa. El resultado está relacionado con la caída de los préstamos a empresas, producto de las mayores tasas de interés, y de la caída en los salarios reales, que generaron una baja en la demanda", dijo Paolicchi.

Y agregó que "noviembre seguro será peor y para diciembre se espera una leve reactivación por la relajación de las condiciones monetarias y financieras y por cuestiones estacionales".

El informe del Indec explica que en la industria automotriz "la disminución de la cantidad de unidades producidas de vehículos se vincula principalmente con las menores ventas al mercado interno". En el sector textil, otro de los más golpeados en los últimos años, "la menor actividad en los segmentos de hilados de algodón y de tejidos planos y de punto ha originado una caída en el nivel de utilización de la capacidad productiva respecto de igual período de 2017 (62,5%)".

En cuanto a las proyecciones para 2019, Pablo Dragún indicó que "dependemos de lo que pase en Brasil y el campo, sobre todo con la molienda de los cereales y oleaginosas".

Tags relacionados

Noticias del día