Sin acuerdo con la oposición, Alberto enfría la formalización del Consejo Económico y Social

La Casa Rosada dilata el envío del proyecto que institucionalizaría la promesa de campaña. Sin consenso con sectores productivos y el sindicalismo, más los condicionamientos de Juntos por el Cambio, el oficialismo no ve condiciones para avanzar.

El Gobierno tiene definido dilatar por ahora la formalización del Consejo Económico y Social para el Desarrollo, que Alberto Fernández había prometido en campaña como una plataforma clave para concertar acuerdos básicos con todos los actores sociales y así trazar una agenda que propendiera al crecimiento sostenible y atacara las desigualdades estructurales que acumula la Argentina desde hace décadas.

Sin embargo, las buenas intenciones del presidente -y del otrora candidato y habitual interlocutor, Roberto Lavagna- chocan lleno con la incapacidad de lograr un consenso entre los actores socioeconómicos claves, y a su vez acordar con la oposición una agenda que supere las disputas de poder. Las chances de enviar el proyecto para su tratamiento exprés en lo que resta del año son casi nulas.

"Está medio frío", reconocieron a este medio cerca del secretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando "Chino" Navarro. De un modo similar respondieron en la Confederación General del Trabajo (CGT), donde no ven posibilidades de reabrir un diálogo tan avanzado el año y con desafíos ligados a la pandemia de coronavirus todavía abiertos.

La carta con la que Cristina Fernández de Kirchner cristalizó su lectura de la coyuntura y a su vez pareció liberar de manos al presidente para buscar "un acuerdo que abarque al conjunto de los sectores políticos, económicos, mediáticos y sociales" no logró aún dar sus frutos. Es que para algunos sectores integrantes de la coalición de gobierno, la foto que el presidente preparó el Día de la Independencia en la Quinta Presidencial de Olivos con los empresarios del Grupo de los Seis (G6) todavía sigue siendo motivo de disgusto.

Pese a la señal que dio la vicepresidenta, la señal de apertura y disposición para el acuerdo chocó rápidamente con la intransigencia de la oposición, en especial de Juntos por el Cambio

La excepción que confirma la regla es, por ahora, el ligero entendimiento al que se habría llegado para aprobar la propuesta del Gobierno de nombrar al juez Daniel Rafecas para el cargo de Procurador General de la Nación, para el cual darían su visto bueno -a regañadientes- la Coalición Cívica y la Unión Cívica Radical (UCR). También un sector del PRO, pero no así su fundador, Mauricio Macri.

El expresidente, por su parte, negó la semana pasada que exista un acercamiento entre su sector y el oficialismo. Aunque se mostró "dispuesto" a conversar, puso (también por carta) condiciones para abrir un diálogo como el que reclamó Cristina Kirchner y en reiteradas ocasiones el jefe de gabinete, Santiago Cafiero

Así las cosas, la tarea de mantener a flote un acuerdo amplio con las fuerzas vivas de la Argentina recae sobre el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. El funcionario que lleva el pulso de la economía real dio hace diez días el puntapié inicial con su par de Trabajo, Claudio Moroni, a las primeras reuniones que apuntan a limar asperezas entre gremiales empresarias y sindicatos, sector por sector, cuidándose de no hablar de un "consejo" ya institucionalizado, sino más bien de un "acuerdo económico y social". 

Las primeras actividades convocadas fueron la industria metalmecánica y automotriz, que se prestó incluso para una foto en la Casa Rosada junto al jefe de Estado; los jerarcas de la construcción, y los protagonistas de los sectores textil, indumentaria, calzado y cuero, y la industria alimenticia. Dichas mesas continuarán hasta diciembre.

Con el Presidente @alferdez nos reunimos con representantes de la industria automotriz para avanzar todos juntos; empresas, sindicatos y Gobierno, en la articulación de reglas de juego que fomenten el crecimiento del sector y generen más trabajo, productividad y exportaciones. pic.twitter.com/uKN17Qf1FC

— Martín Guzmán (@Martin_M_Guzman) October 27, 2020
Tags relacionados

Compartí tus comentarios