Sin IFE, el Gobierno confirma el pago de un retroactivo para beneficiarios de AUH

Se trata de un monto resultado de lo que, mes a mes, el Estado retiene a cada beneficiario y que luego abona en diciembre contra la presentación de la libreta sanitaria y escolar, exigencia que fue eliminada por Alberto Fernández este año por el contexto de pandemia. En promedio, cada familia recibirá $12.000 por ese concepto. 

Con presión de organizaciones sociales e incluso ruido al interior de la coalición oficialista, el Gobierno se apresuró en comunicar este lunes que pagará en diciembre un bono de fin de año a las familias inscritas en la Asignación Universal por Hijo (AUH), como alivio para los sectores más vulnerables y que más se han resentido por la crisis económica acentuada por la pandemia de coronavirus

Tras despejar rumores de un "retiro" del Estado de su faceta asistencial en momentos de necesidad, pero admitiendo una "racionalidad económica" a la hora de administrar el gasto, la ANSeS dio a conocer que pagará en diciembre un plus que impactará en los ingresos de 2,3 millones familias con de 3,3 millones de niños y adolescentes a cargo de padres que son desocupados, informales, empleados domésticos o monotributistas sociales.

En rigor, el beneficio anunciado se trata del abono de la retención del 20% que se hace cada mes a los beneficiarios hasta tanto presenten la libreta sanitaria y escolar, que es condición para mantenerse en el programa. Este año, el presidente Alberto Fernández firmó un decreto que da por cumplido automáticamente estos requisitos para garantizar así la permanencia en la asignación.

La inversión del organismo previsional para este plus de fin de año será de $ 22.000 millones, y supone parte del mecanismo de desarticulación del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), de $ 10.000, abonado en tres ocasiones durante la vigencia de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) dictado para mitigar la circulación del Covid-19. Con esta nueva modalidad, cada familia inscrita en la AUH recibirá, en promedio, $ 12.000 para pasar las fiestas.

La semana pasada, organizaciones sociales y referentes del espacio oficialista levantaron la voz en señal de rechazo a la decisión del ministro de Economía, Martín Guzmán, de no pagar una cuarta ronda del IFE (o "IFE 4") por considerar que "hay equilibrios que mantener". El mensaje del titular de Hacienda levantó suspicacias en la misma semana que se encontraba en Buenos Aires la misión técnica enviada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que pone la lupa en el gasto del Estado para 2021.

Fernández, días atrás al anunciar la ampliación de la AUH a nuevos receptores.

La semana pasada, tras la polémica, Alberto Fernández dijo estar evaluando "cómo cubrimos de acá a fin de año las necesidades de todos", y días más tarde recalcó: "Vamos a ir a darle ayuda a los que la necesitan".

Según los datos oficiales del organismo que dirige Fernanda Raverta, las familias que perciben AUH o Asignación Universal por Embarazo (AUE) que también resultaron perceptoras del IFE, eran 2.389.764.

Mientras tanto, el Gobierno prosigue con una discriminación de la base de datos para dilucidar qué segmento de los 8,8 millones de beneficiarios del IFE, quitando ahora los receptores de AUH, queda sin mecanismos de contención para fin de año, teniendo en cuenta que buena parte de las restricciones de movilidad fueron levantadas. Así, se especula con un plan especial para 3 millones de jóvenes que hoy en día ni estudian ni trabajan

Adicionalmente al bono de la ANSeS para beneficiarios de la AUH, en diciembre se duplicará la recarga de la Tarjeta Alimentar, que llega a 1,5 millones de familias e implica volcar aproximadamente $ 15.000 millones a la calle. Además, se distribuirán 1,7 millones de cajas navideñas con nueve productos para 7 millones de personas, y a la vez se espera reforzar las transferencias de fondos a municipios y gobernaciones para la compra de alimentos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios