Según Delgado, Cristina podrá ser candidata gracias a los tiempos de la Justicia

"La única forma de perder los derechos políticos es con una sentencia condenatoria firme... Ni siquiera hay que entrar a analizar la ley, por la duración de los procesos", apuntó entrevistado por El Cronista.

Desde su despacho ubicado en el quinto piso de Comodoro Py, el fiscal federal Federico Delgado habló con El Cronista sobre los allanamientos que se están llevando adelante en los domicilios de la ex presidenta Cristina Kirchner, luego de que el Senado los autorizara, tras un pedido del juez Claudio Bonadio, por la causa de los “cuadernos K .

- ¿Por qué es necesario que el Congreso habilite el allanamiento al domicilio de un senador? ¿O debería ser como a cualquier ciudadano de a pie?

- Hasta el año 2000, los fueros estaban en la Constitución, y punto. Entonces, había toda una historia que decía que los jueces no podían molestar a los senadores hasta que no dejaran el cargo. Con diputados y senadores, no se podía avanzar. Pero ni siquiera llamarlos a una declaración, nada. La causa quedaba parada hasta que el tipo terminaba su mandato.

Como consecuencia de los sobornos del Senado del año 2002, la Ley Banelco, el juez Liporace, en aquel momento, le pide al Congreso el desafuero de como 10 ó 15 senadores, esperando para interrogarlos, como sospechosos de haber recibido un soborno. En vez de hacerles juicio político, el Parlamento dictó una ley, que la inició Elisa Carrio, que era la la Ley de Fueros, que reglamentaba la Constitución, y decía que se podía avanzar, en las causas penales, contra los legisladores.

Lo único que no se podía era afectar la libertad de ellos, es decir, meterlos presos, como pasó con Menem, y no se podía allanar su domicilio, su oficina, ni tomar sus llamados telefónicos.

- ¿Y para hacerlo?

- Hace falta la utilización de la Cámara. Bonadio creyó que tenía la necesidad de allanar la casa de Cristina, entonces le pidió al Congreso el permiso para inspeccionar. Quizás la ley fue más allá de la Constitución, protege todo eso y es la eterna discusión.

Uno se puede parar diciendo que eso hace la libertad del Parlamento, porque la idea de la ley es garantizar que al diputado no lo moleste nadie, que no te apriete nadie, que no tengas consecuencias por tus dichos. Después, eso se puede usar para otra cosa: impedir que la Justicia actúe. Esa es la discusión de ayer.

- A ella se la allana por algo que fue previo a asumir como senadora. ¿En este caso también debe regir?

- Es todo una discusión. Lo que pasa es que el riesgo no tiene que ver tanto con la fecha en que se cometió el hecho, sino con que el allanamiento no llegue a estorbar al Parlamento, no a Cristina. Y, como ella integra al Parlamento, no importa tanto cuándo se cometió el hecho sino que hay algunas medidas de los jueces que pueden afectar al Parlamento; ocasionalmente, ella es senadora, pero la idea de la ley es proteger al Parlamento, no a la persona.

- En su defensa en el Congreso, habló de un complot regional y se comparó con Lula da Silva. Con esta causa, ¿corre riesgo una posible candidatura presidencial o no, como le replicó Pichetto?

- Para la Argentina, la única forma de perder los derechos políticos es con una sentencia condenatoria firme. Firme, cuando no queda más apelación, y eso es la Corte Suprema. Si pensás Menem, el hecho es del ’93, creo que en el 2008 ó 2009 lo condenaron, y todavía no quedó firme la condena. O sea, imaginate con esos tiempos... Perdés derechos políticos cuando sos condenado, pero cuando la condena queda firme. O sea, que ni siquiera hay que entrar a analizar la ley, por la duración de los procesos.

- ¿Y cómo viste su defensa, en general?

- La leí hoy a la mañana en el diario, y me parece que hizo una defensa atacando la cantidad de causas que tiene, y más que nada, contrastando lo que fue su gobierno con el de Macri. Pero la reunión no era para eso. Que no sé ni hasta para qué se hizo. Porque ella había consentido en algún punto.

- Ella había expresado que el allanamiento se haga... ¿era necesario lo de ayer?

- No sé si ella se lo dijo también al juez. Porque eso cambiaría la discusión, pero en principio, ella medio que había admitido el allanamiento, pero los fueros es otra discusión: ¿los puede renunciar ella o la Cámara? Si son de la Cámara, no importa lo que diga el senador. En cualquier caso, el debate podría haber sido menor, de hecho, salió cero en contra, o sea, no sé si había tanto debate sobre eso. 

Tags relacionados