CRECE EL MALESTAR POR LA FUERTE RECESIÓN

Sectores industriales presionan por más medidas urgentes

Desde hace meses las diversas actividades productivas alertan sobre el combo letal que suponen la fuerte caída de la actividad, tasas de interés que superan el 60%, presión impositiva récord y problemas con la cadena de pagos, por mencionar los principales puntos de la agenda empresaria. Así, los últimos días se multiplicaron reclamos de sectores industriales pidiendo medidas específicas para aliviar la situación de las empresas, en especial las pymes.

De algún modo, será el tono que tendrá hoy la reunión de Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina, en la que cada actividad manufacturera hará su informe sectorial, mezclando algo de catarsis con el pedido de respuestas concretas a sus reclamos.

Ayer se conoció el Índice General de Actividad (IGA) que elabora Orlando Ferreres y Asociados, que arrojó para octubre una contracción de economía del 3,1% anual, acumulando un retroceso de 0,9% en los primeros diez meses de 2018. Pero en la medición desestacionalizada con septiembre, se registró un alza del 1,3%.

Durante el 139° Congreso Maderero, que tuvo lugar el 23 y 24 de noviembre, la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA) proyectó que en 2018 la caída de la producción rondará el 9,5%, en un contexto en que se registraron "numerosos casos de empresas con caídas de más del 40% en sus ventas". La entidad precisó que "ante la nula rentabilidad por la fuerte caída de las ventas y el alto aumento de los costos, ya se registraron despidos y suspensiones".Según el Observatorio de la Industria de la la Madera y el Mueble (OIMyM) de FAIMA, una de cada tres empresas redujo su plantilla en 2018.

En este marco, y tras el anticipo de beneficios previstos en las reformas tributaria los sectores textil, indumentaria, calzado y marroquinería la semana pasada (mínimo no imponible de $12.000 para cargas patronales desde noviembre y de $17.600 a partir de enero), ahora son los madereros quienes piden una medida similar. También solicitan bajar el costo de financiamiento para el sector productivo, la instrumentación de la factura conformada, que la AFIP suspenda por 180 días el scoring y un plan de facilidades de pago hasta 60 cuotas.

También piden la marcha atrás con el retiro de los beneficios del decreto 814/2001, que establece alícuotas diferenciales para el cómputo de IVA como crédito Fiscal de acuerdo a la masa salarial en las economías regionales, donde se radican muchas empresas del sector.

En el mismo sentido, representantes de las uniones industriales del NOA (Tucumán, Salta, La Rioja, Jujuy y Santiago del Estero) resaltaron la importancia del decreto 814 para "mantener activas a las industrias radicadas en dicha región y fomentar la instalación de nuevas empresas, con el fin de lograr la federalización de las industrias". Y consideró "prioritario eliminar las asimetrías existentes entre nuestra zona y el área industrial metropolitana cercana a los puertos".

Tags relacionados
Noticias del día