Se profundiza la caída de la actividad económica y complica la salida de la recesión

En agosto el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) registró una nueva contracción interanual, esta vez de 3,8%. En la medición desestacionalizada respecto de julio el retroceso fue de 1%.

En una economía atravesada por la inflación, tasas de interés por encima del 80% y desplome del consumo en el mercado interno, que este año terminará en torno al 8% en comparación al año anterior, no sorprende que la actividad económica esté en franco retroceso. Mucho más a partir del salto devaluatorio que tuvo lugar tras las PASO del 11 de agosto.

El Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE), que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), arrojó una contracción de 3,8% en agosto en relación al mismo mes de 2018, con lo que cortó de este modo la mejora de tres meses consecutivos en la comparación interanual. En la medición desestacionalizada respecto del mes anterior, el octavo mes del año tuvo un retroceso de 1%.

El sector agrícola y la explotación de minas y canteras lideraron los sectores que se mantuvieron en terreno positivo. La producción agropecuaria creció 6,5% respecto de agosto de 2018, en tanto la minería registró un avance de 3,8%. También hubo avances marginales en enseñanza (0,6%), Administración Pública, defensa y seguridad (0,4%), y servicios sociales y de salud (0,2%).

En contraste, se observaron caídas muy importantes en intermediación financiera (16,4%), comercio mayorista y minorista (8,8%), industria manufacturera (6,6%) y la construcción 4,6%).

Tags relacionados