Se acelera la inflación en alimentos y en lo que va del mes ya acumula un alza del 3,8%

Según un estudio privado se está consolidando el incremento generalizado de precios. En la tercera semana del mes registró un salto de 1,7% en alimentos y bebidas y ya proyectan un arrastre de 3,5% para todo octubre

En momentos en que crece la incertidumbre por lo que ocurrirá en el mercado cambiario, con un posible traslado a los precios de la creciente brecha cambiaria entre el dólar oficial y el blue, los precios de los productos de consumo masivo, en especial alimentos y bebidas, marcaron una nueva suba en la tercera semana de octubre.

Empujado por el incremento de carnes, frutas y verduras entre el 14 y el 21 de octubre se registró un salto promedio de 1,7% de alimentos y bebidas en las góndolas, lo que eleva al 3,8% el alza en este rubro en lo que va del mes.

A modo de comparación, en las primeras tres semanas de septiembre se había registrado un incremento de precios del 2,2% en este segmento.

Los datos fueron relevados por la consultora LCG tomando unos 8000 precios en cinco supermercados en la tercera semana del mes, y según advierte el propio estudio "esta dinámica deja un arrastre de 3,5% para todo el mes de octubre".

Los mayores aumentos se registraron en carnes (3,5%) y frutas (4,8%), sin embargo, por la incidencia en el resultado final el desempeño de las carnes fue determinante. De acuerdo al relevamiento, el 65% de la suba semanal se explica por el aumento en este rubro.

En contraste, verduras, aceites, miel, azúcar y comidas para llevar, tuvieron movimientos de precios por debajo del 1%, mientras que productos lácteos y huevos fueron los únicos una baja de precios, marcando una caída del 0,3% frente a la semana anterior.

Los analistas descontaban un salto de la inflación en el tramo final del año por efecto de la fuerte emisión monetaria a que apeló el Gobierno para asistir a sectores vulnerables así como a empresas y monotributistas por efecto de la pandemia.

Ahora se agrega el combustible inflacionario que proviene de la creciente brecha cambiaria y el temor a una devaluación del peso, que ya se instaló con fuerza en el debate público.

Días pasados el ministro de Economía, Martín Guzmán, enfatizó que "devaluar no es una solución", intentando dar señales en ese terreno. Pero en ese contexto, la inflación sigue su marcha e incluso subió algún escalón respecto de los valores previos.

La aceleración de precios de los alimentos en lo que va de este mes, junto al incremento de los combustibles que se aplicó el pasado 16 de octubre y el avance de los precios mayoristas en septiembre (3,7% contra el mes anterior) ponen una presión adicional a la inflación de octubre, que según los analistas rondará el 3% como piso.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios