Retenciones: el campo descarta que una baja temporal impulse las ventas

Desde Confederaciones Rurales y la Sociedad Rural descartaron que una disminución temporal de los derechos de exportación para incentivar el ingreso de dólares sea una medida a favor de los productores. Reclaman una baja de retenciones sostenida en el tiempo.

La intención del Gobierno de poner en marcha mecanismos para incentivar al agro a liquidar de manera adelantada la cosecha y por ende inyectar los dólares que la economía necesita hasta fin de año a través de una baja temporal de los derechos de exportación de la soja, y también del maíz y la carne, choca con el reclamo insistente de los productores rurales para que las retenciones se reduzcan de manera importante o incluso desaparezcan.

Tras días de versiones y cuando se esperan para esta tarde anuncios en ese sentido, dos de las cuatro entidades rurales, Sociedad Rural (SRA) y Confederaciones Rurales (CRA) salieron este jueves a plantear que bajar las retenciones 3 puntos por tres meses, como sostienen los últimos trascendidos, no soluciona los problemas de fondo e incluso solo beneficiaría a la agroexportación, "al generar un nuevo traslado de recursos desde el sector productivo al industrial".

Se estima que los productores tienen en su poder unas 17 millones de toneladas de soja sin vender, mientras los exportadores cuentan con al menos 8 millones de toneladas del poroto que ya compraron pero aun no declararon para exportar, por lo que todavía no tributaron retenciones. 

"Una baja de 3 puntos porcentuales y por un corto período sólo estimulará la liquidación de aquellas toneladas en manos de los exportadores que rápidamente harán una toma de ganancias, aprovechando liquidar con un 30% de derechos de exportación aquello que ya compraron y descontaron un derecho del 33% y nuevamente se habrá generado de facto un diferencial, es decir una traslación de recursos desde el sector productivo al industrial", planteó CRA en un comunicado.

Por su parte, un informe del Instituto de Estudios Económicos de Sociedad Rural alertó que una ventana de retenciones más bajas solo contribuiría al beneficio de la agroexportación, a la vez que pdría derivar en una abrupta baja de precios del poroto en el mercado local si lso productores cambian su estrategia de venta y se agolpan,

"El volumen actual de 16,8 millones de toneladas equivale al horizonte de planificaciones de molienda esperado para lo que resta del año hasta que ingrese al mercado la nueva campaña agrícola 2020/21. Como todos los años, estimamos que entre octubre y febrero se venderá todo el stock de la campaña pasada, generando un ingreso de divisas por unos u$s 7200 millones (si se mantienen los actuales valores) los que ingresarían a la economía Argentina en los próximos 5 meses, para poder comprar a los productores estos granos", remarcó el trabajo de la entidad que preside Daniel Pelegrina.

Para la SRA, "una baja de retenciones acotada a un trimestre no expresará a pleno el mismo efecto que tiene una baja de derechos de exportación definitiva, producto de las distorsiones que genera la temporalidad".

En ese sentido, reforzó que "a pesar del menor derecho de exportación temporal, esto podría deprimir el precio de mercado del grano al productor y por tanto reducir el incentivo que le permita al productor considerar la posibilidad de  adelantar su planificación y cashflow económico y financiero. Este efecto se vería atenuado por la baja circunstancial de las alícuotas".

En tanto, desde CRA, tras reforzar que no participaron de ninguna negociación al respecto, enfatizaron que "los productores no son los causantes de la dramática y persistente situación económica que atraviesa el país y que la falta de dólares es una consecuencia de las pésimas políticas de exportación que se han tomado, mirando solo la recaudación y desalentando el crecimiento de la producción exportable".

Luego de indicar que en la comparación interanual, se lleva liquidado sólo 3 puntos menos de soja que el año previo (62% a 65%) y 3% más de maíz (71% vs 68%), la entidad que lidera Jorge Chemes puntualizó que "no es una baja circunstancial de unos puntos de retenciones, el problema es mucho más hondo, e interpela la confianza y los gestos cotidianos que el Gobierno tiene para con el campo en general".

"La confianza en una construcción constante, que cuando desaparece, requiere de un largo tiempo y muestras concretas para reestablecerse, seguimos proponiendo un camino de crecimiento y producción, deseando que alguna vez nos escuchen", completaron desde CRA.

 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios